Cárdenas critica los 'bonos ciudadanos'

El líder moral del PRD afirma que los pretendidos bonos que emitiría Pemex son inconstitucional rechaza que empresas privadas realicen actividades de refinación, transporte, y almacenamiento.
El grupo del PRD en el Senado propondrá a Cuauhtémoc Cárdena
José Adolfo Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La propuesta de que la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) emita bonos ciudadanos es demagógica e inconstitucional, dijo Cuauhtémoc Cárdenas en una conferencia dictada esta tarde ante alumnos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El político perredista dijo que al organismo no le hace falta ese tipo de financiamiento y que la emisión de esta deuda atentaría contra la Constitución, ya que el gobierno propone vincular su rendimiento a los resultados de la paraestatal y eso colocaría a estos instrumentos en una situación similar a los contratos de riesgo, los cuales están prohibidos en la Carta Magna.

Cárdenas dijo que este mismo argumento aplica para declarar inconstitucional al tipo de contrato que el gobierno propone para que Pemex pueda pagar a sus contratistas según la eficiencia que logren estas entidades.

Cárdenas criticó que la Comisión del Petróleo propuesta por el Ejecutivo tiene funciones muy limitadas, pues la iniciativa sólo contempla que este órgano sea el apoyo técnico de la Secretaría de Energía y que tenga un carácter consultivo, cuestiones que hoy podría resolver la propia empresa o el Instituto Mexicano del Petróleo.

Lo que hace falta, opinó Cárdenas, es crear un órgano sectorial de energía, que sea el encargado de diseñar los planes de corto, mediano y largo plazo en la materia, que promueva la innovación técnica de la industria y que se encargue de hacer la prospección de nuevos mercados, tanto internos como externos.

Sobre los cambios al Consejo de Administración, entre los cuales destaca la propuesta de sumar a cuatro consejeros profesionales elegidos por el poder ejecutivo, Cárdenas dijo que los nuevos miembros no deberían ser representantes del gobierno, sino del Estado, por lo que sugirió que fueran propuestos por el Poder Ejecutivo pero ratificados por el Senado. Agregó que los cuatro deberían ser consejeros de tiempo completo, y no sólo dos, como lo contempla la propuesta original.

Dijo estar de acuerdo con la autonomía de gestión y presupuestal que las iniciativas de ley contemplan para Pemex. “Pero falta un paso”, reviró. “Hay que liberar a Pemex de la deuda de los Pidiregas”. La propuesta es que el gobierno federal asuma esos pasivos, pues de esa forma, explicó, la paraestatal podrá contratar su propia deuda en mejores términos financieros.

Se pronunció en contra de la propuesta de que inversionistas privados realicen en México actividades de refinación, así como el transporte, almacenamiento y distribución e hidrocarburos, actividades que hasta hoy están reservadas para el estado. “No veo argumentos sólidos para dejar estas actividades a la inversión privada”, dijo.

Para Cárdenas, no es importante definir cuánto tiempo va a durar el debate sobre la reforma energética, si cuatro meses, como propone el partido político al que él mismo pertenece, el PRD, o 50 días, como propusieron ayer legisladores del PRI y del PAN. Es más importante, dijo, el objetivo, el formato y el temario del debate.

“Esta discusión debería tener como fin la determinación de qué hacer con Pemex y, en general, con la política energética… No se ha dado un debate serio sobre cuál debería de ser la política petrolera”, dijo.

Sería deseable, agregó, que a partir de las iniciativas que la semana pasada envió el gobierno federal a la Cámara de Senadores se liberaran también propuestas de otros partidos y de organismos del sector.

Ahora ve
No te pierdas