McCain propone bajar impuesto a gasolina

El candidato republicano dijo que la medida podría ser efectiva durante el verano; McCain propuso una exención para préstamos estudiantiles y otros beneficios fiscales familiares
PITTSBURGH (CNN) -

El candidato presidencial republicano, John McCain, propuso reducir el impuesto a la gasolina durante el verano y rebajar otros gravámenes, en un intento por asegurar a los estadounidenses que los ayudará a navegar por una economía en dificultades.

McCain sugirió esas medidas para impulsar a la alicaída economía estadounidense, tema que ha superado a la guerra de Irak como la principal preocupación de los votantes.

Los candidatos demócratas rápidamente criticaron las ideas del senador por Arizona como una continuación de las políticas económicas del presidente George W. Bush.

"No creo que Estados Unidos pueda afrontar cuatro años más de las políticas fracasadas de Bush, y eso es lo que él está ofreciendo", dijo el demócrata Barack Obama en un acto con sindicatos de la construcción en Washington.

Obama y su rival por la nominación demócrata, la senadora Hillary Clinton, han acusado a McCain de no tener conocimientos sobre economía y de no estar al tanto de los problemas de los estadounidenses.

Justo en el día en que se vence el plazo para declarar el impuesto a las ganancias en Estados Unidos, McCain propuso simplificar el código impositivo y eliminar gradualmente el impuesto mínimo alternativo, que ha afectado tanto a la clase media como a los ricos.

Ante previsiones que sostienen que los precios de la gasolina podrían superar el máximo histórico de 3.39 dólares por galón, McCain pidió al Congreso que suspenda el impuesto federal de 18.4 centavos sobre la gasolina y el de 24.4 centavos sobre el diesel, a partir del feriado por el Día de los Caídos a fines de mayo hasta el Día del Trabajo a comienzos de septiembre.

"El efecto será un estímulo económico inmediato, quitando algunos dólares del precio del tanque de gasolina cada vez que una familia, un agricultor o un camionero se detienen a llenarlo", dijo McCain.

El candidato republicano prometió además que suspendería las compras estadounidenses de petróleo para alimentar las reservas de emergencia porque cree que esas compras están contribuyendo a subir el precio de la gasolina.

También propuso una exención para los préstamos estudiantiles y dijo que duplicaría la exención del impuesto por carga familiar del contribuyente a 7,000 desde 3,500 dólares.

McCain usó su discurso no sólo para distanciarse en alguna medida del Gobierno de Bush, sino también para decir que tanto los demócratas como los republicanos son culpables del exceso en el gasto público.

En tono irónico se refirió al título del libro de Obama "La Audacia de la Esperanza", diciendo: "Van a subir los impuestos en miles de dólares por año -y tienen la audacia de esperar que a uno no le importe-".

La campaña de Clinton criticó el plan.

"Es un reducto de George Bush de recortes impositivos para los ricos", dijo la directora de políticas de la campaña de Clinton, Neera Tanden.

Ahora ve
No te pierdas