Pederastia, tema central de Papa en EU

El líder católico ofició misa en NY, donde oró por la ‘purificación’ de los sacerdotes pederast cercanías del templo fueron custodiados para evitar que manifestantes se acercaran a Benedicto
Benedicto XVI ofreció una misa en la catedral de San Patrici
NUEVA YORK (Notimex) -

El Papa Benedicto XVI llevó este sábado su discurso relacionado con la pederastia hasta la Catedral de San Patricio de Nueva York, donde al oficiar una misa oró por la "purificación" de los sacerdotes que abusaron de menores de edad.  

"Me uno a ustedes en la oración para que este tiempo sea de purificación para cada Iglesia individual y comunidad religiosa, sea un tiempo de sanación", dijo ante 3,000 religiosos estadounidenses congregados en el templo católico más importante de la ciudad.  

Al hablar de nuevo sobre el tema que ha marcado la agenda de su visita e Estados Unidos, el pontífice reconoció que los casos de pederastia han causado "tanto sufrimiento" a la Iglesia católica.  

Además ofreció su cercanía espiritual con quienes buscan "responder con esperanza cristiana a los continuos desafíos presentados por esta situación".  

Asimismo, Benedicto XVI pidió a los presbíteros colaborar con los obispos que trabajan "eficazmente" para resolver este problema, al tiempo que auguró "un renovado sentido de unidad y decisión" para la Iglesia en Estados Unidos.  

Según el líder católico, muchas personas en Estados Unidos ven a la Iglesia como "legalista" e "institucional", o simplemente su visión de ella resulta ofuscada por los "pecados" y las "debilidades" de sus miembros.  

Por ello pidió a los sacerdotes ser los primeros en empeñarse y buscar una reconciliación interior mediante la penitencia, perdonando las injusticias sufridas y sofocando "todo sentimiento de rabia y enfrentamiento".  

Durante la celebración eucarística hubo una importante presencia del idioma español, pues la primera lectura fue enunciada en esa lengua por una religiosa que además cantó el salmo en una mezcla de castellano e inglés.  

Mientras se desarrollaba la ceremonia religiosa, los alrededores de la Catedral de San Patricio permanecen sitiados por cientos de policías para evitar que manifestantes se acerquen al Papa, quien ha sido blanco de protestas desde su arribo a Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas