Calderón no quiere que crucen el río

El presidente de México niega que su gobierno aspire a hacer de la migración un fenómeno perman exige a EU que respete la soberanía mexicana en en su segundo y último día de gira en ese país.
DALLAS (Notimex) -

El presidente Felipe Calderón aseguró a la comunidad mexicana en Estados Unidos que su gobierno trabaja para garantizar en México las oportunidades de desarrollo, pues no aspira "a pasarse la vida viendo cómo se arriesgan a cruzar el río".

Al respecto refrendó su compromiso con los ciudadanos mexicanos que viven en territorio estadounidense, de quienes destacó su contribución a la Unión Americana, cuya prosperidad se "explica en gran parte" por esa mano de obra.

Durante una reunión en esta ciudad del estado de Texas con líderes de las comunidades mexicanas, el mandatario aseguró que su gobierno está trabajando para garantizar en México las oportunidades que otras generaciones han tenido que buscar fuera de su nación.

"Estamos trabajando en ello, porque contrario a lo que muchos piensan en este país, nosotros no aspiramos. Yo como presidente de México no aspiro, no es mi sueño, ni mi ideal, pasarme la vida viendo cómo los mexicanos se arriesgan a cruzar el río buscando oportunidades", sostuvo.

Al encuentro, celebrado en el marco de la reunión plenaria del Consejo Consultivo del Instituto Mexicano en el Exterior, asistieron también los gobernadores de Michoacán, Leonel Godoy Rangel; de Nuevo León, Natividad González Parás; de Colima, Silverio Cavazos Cevallos, y de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez.

En su segundo y último día en este país, el Ejectivo federal negó que el gobierno aspire a hacer de la migración un fenómeno permanente.

Por el contrario, puntualizó, su administración está trabajando "muy, muy fuerte en educación, en salud, en infraestructura, combatiendo con todo al crimen organizado para crear condiciones de seguridad en México".

Mientras la comunidad mexicana asistente aplaudía, una de sus representantes le obsequió una brújula para que recordara que en el norte están ellos y que en sus manos está el futuro de los inmigrantes.

El jefe de Estado acotó que su gobierno está empeñado en que México se ponga de pie y salga adelante, pues se aspira a que un día, "más vale pronto que tarde, un día, no haya un sólo mexicano que tenga que dejar a su tierra o familia por necesidad o hambre".

Calderón Hinojosa aseguró que la mayoría de los mexicanos tiene un familiar o un conocido en este país, algunos de los cuales "sabemos que nunca más los volveremos a ver mientras no cambie la ley aquí".

Recordó de nuevo a sus primos y cuñados que viven en la Unión Americana: "muchas veces a mí la prensa me pregunta, bueno ¨y dónde están tus primos, tus amigos? Yo los mando saludar cada vez que puedo y les digo que el día que haya una reforma migratoria, ese día yo les voy a decir dónde están".

Al destacar que su gobierno se mantiene firme en su deber de proteger y defender los derechos de los mexicanos en el exterior, reconoció que esto genera críticas a su gobierno, pero, "nuestro deber es estar cerca de los mexicanos en Estados Unidos".

Aunque manifestó su respeto a las decisiones y soberanía de ese la Unión Americana, exigió también que en esa nación sea respetada la soberanía de México.

Ahora ve
No te pierdas