Clinton y Obama van por Pensilvania

La ex primera dama se perfila como la favorita para ganar las votaciones del martes en la regió Clinton requiere de un fuerte repunte en los resultados para seguir en la pelea por la Casa Bla
WASHINGTON (CNN) -

Los demócratas de Pensilvania elegirán este martes a su político demócrata favotiro para las elecciones presidenciales, siendo Hillary Clinton la que espera lograr una victoria clara que mantenga vivas sus esperanzas de llegar a la Casa Blanca.

La senadora por Nueva York es la favorita en Pensilvania, pero necesita un triunfo contundente para recuperar terreno sobre su rival Barack Obama y convencer a los líderes del partido de que es la mejor candidata para enfrentarse al republicano John McCain en noviembre.

La votación en Pensilvania, las primeras primarias después de seis semanas, terminará a las 20:00 horas locales, y los primeros resultados se conocerán poco después.

La ventaja de 20 puntos que llegó a tener la esposa del ex presidente Bill Clinton se ha reducido a menos de 10 en muchos sondeos, en medio de una avalancha de anuncios de la campaña de Obama, que gastó mucho más que ella en ese estado. Pero ambos bandos intentaron bajar las expectativas.

Los dos candidatos pasaron el último día recorriendo el estado en busca de apoyos de última hora. Clinton lanzó un anuncio con imágenes del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, que subraya su fortaleza.

"Debes estar listo para cualquier cosa, especialmente ahora, con dos guerras, los precios del petróleo por las nubes, y una economía en crisis", dice la voz del locutor. "¿Quién crees que tiene lo que hace falta?", agrega.

La campaña de Obama acusó a la senadora de usar "la política del miedo".

Obama aventaja a Clinton en cantidad de votos populares obtenidos durante los primeros tres meses de primarias. Pero ninguno de los dos podrá obtener la candidatura sin el apoyo de los "superdelegados", unos 800 miembros del partido que son libres de apoyar a cualquier aspirante.

Clinton espera que un gran triunfo en Pensilvania inicie una fuerte carrera durante las últimas nueve contiendas, convenciendo a los superdelegados de que es la candidata que puede dominar los grandes estados que serán cruciales en noviembre.

Un estrecho triunfo de Clinton probablemente la mantendrá en la carrera, pero no sofocará otra ronda de pedidos entre los demócratas para que se haga a un lado y permita que Obama se enfoque en la carrera con McCain.

Pero el martes por la mañana, Clinton sonó determinada a seguir en la campaña sin importar cuál sea el resultado.

"No creo que el margen importe", dijo en una entrevista con el ciclo "Today" de NBC. "El balance para mí es que aun tenemos por delante un montón de contiendas. Esta es una carrera realmente cerrada y no se trata sólo de matemáticas".

En contraste, un triunfo de Obama casi ciertamente incrementaría la presión sobre Clinton para que abandone la carrera e inicie un avance de los superdelegados hacia el senador de Illinois.

"Será todo sobre las matemáticas. Será acerca de quién votó por quién", comunicó Obama en una entrevista separada con NBC.

Ahora ve
No te pierdas