Hillary ‘revive’ en contienda electoral

La ex primera dama regresó a la pelea contra Barack Obama tras ganar las elecciones en Pensilva Clinton dijo que tras su victoria recaudó tres millones de dólares para su campaña presidencial
Hillary Clinton ahora se prepara para las votaciones en Caro  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Hillary Clinton dijo que su victoria sobre su rival Barack Obama en Pensilvania demostró que tiene el apoyo necesario para recuperar la Casa Blanca para los demócratas en la elección presidencial de noviembre.

Las últimas cifras oficiales de la contienda del martes en Pensilvania redujeron ligeramente el margen de su victoria, pero aún le dan ventaja para adjudicarse un importante triunfo en medio de la reñida batalla que han sostenido los dos precandidatos y para la cual faltan algunas primarias estatales.

Obama emergió de esta última contienda estado por estado, la más enconada y peleada, aún manteniendo un ligero liderazgo de votos populares y de delegados, que son los que elegirán al nominado del partido en su convención de agosto.

"Gané los estados que tenemos que ganar: Ohio, ahora Pensilvania", declaró Clinton a la cadena CNN. "Si uno mira la amplia base de apoyo que he acumulado, es realmente el fundamento sobre el que construimos nuestra victoria cuando llegue el otoño", agregó.

El Departamento de Estado de Pensilvania dijo que con más del 99.1% de los votos contados, Clinton estaba venciendo a Obama por 54.3% contra el 45.7. Cifras previas habían mostrado un margen de aproximadamente 10%.

El triunfo le dio dividendos inmediatos a la senadora de Nueva York, con escasez de fondos, que comentó que en las siguientes horas recibió tres millones de dólares.

Ambos candidatos se enfocaron inmediatamente a la próxima ronda de contiendas: el 6 de mayo en Carolina del Norte, donde Obama es el favorito; y en Indiana, donde Clinton tiene una leve ventaja.

La ex primera dama sobrevivió a una fuerte campaña publicitaria de Obama en Pensilvania, quien gastó más que el doble que ella.

El miércoles, en entrevistas televisivas, Clinton desestimó las sugerencias según las cuales está teniendo una campaña negativa.

La senadora rechazó un editorial de The New York Times que apeló a que reconociera que "la negatividad, por la que es mayoritariamente responsable, no hace más que perjudicarla a ella, a su oponente, a su partido y a la elección del 2008".

Al respecto, dijo: "Eso es parte de la campaña, y uno sabe que va de un lado al otro. Así son las campañas".

La votación de Pensilvania, que repartió 158 delegados, dio inicio a una fase final del disputado duelo demócrata para enfrentar al precandidato republicano John McCain. Otras nueve elecciones están programadas antes de que la campaña concluya el 3 de junio.

Obama, quien redujo la ventaja de 20 puntos que tenía sobre la senadora en los sondeos de opinión, ya estaba mirando hacia adelante. Se fue de Pensilvania antes del cierre de los comicios, para un mitin nocturno en Indiana.

"Hubo mucha gente que no creyó que nosotros pudiésemos acercarnos tanto cuando la carrera comenzó", dijo Obama en Evansville. "Seis semanas después, cerramos la brecha. Congregamos a gente de todas las edades y razas en nuestra causa", sostuvo.

Ahora ve
No te pierdas