Clinton revive en Pensilvania

Hillary vence a Obama y prolonga la carrera presidencial del Partido Demócrata; la fase final de la competencia contempla nueve elecciones más antes de que la campaña concluya
Clinton ganó las elecciones primarias en Pensilvania, lo que  (Foto: )
WASHINGTON (CNN) -

Hillary Clinton venció el martes a su rival Barack Obama en la primaria demócrata de Pensilvania, según una proyección de la cadena Fox, lo que prolongaría la carrera presidencial del partido y mantendría en competencia a la senadora por Nueva York.

Aún no estaba claro el margen por el que Clinton habría derrotado a Obama. La ex primera dama busca una importante victoria que la ayude a acortar la brecha en la cantidad de delegados comprometidos, quienes eligen al nominado del partido en una convención en agosto.

La ventaja de 20 puntos que llegó a tener la mujer del ex presidente Bill Clinton se había reducido a menos de 10 en muchos sondeos, en medio de una avalancha de anuncios de la campaña de Obama, que gastó mucho más que ella en este estado.

La votación de Pensilvania da inicio a una fase final del disputado duelo entre Clinton y Obama por la nominación. Otras nueve elecciones están programadas antes de que la campaña concluya el 3 de junio.

Ambos bandos intentaron reducir sus expectativas antes de la elección.

"Un triunfo es un triunfo", dijo Clinton en Conshohocken, un suburbio de Filadelfia, antes del cierre de los locales de votación. Ella destacó el fuerte gasto de Obama. "Yo creo que bajo estas circunstancias es un logro tremendo", señaló a periodistas.

La concurrencia fue alta en muchos lugares de votación, de acuerdo a medios locales. Un número récord de personas en Pensilvania se registró para votar en las primeras elecciones primarias realizadas en el estado desde 1976.

Sondeos a boca de urna mostraron que Clinton obtuvo cerca de un 58% de los votos de quienes eligieron a su candidato en la última semana.

Obama se mostró a la defensiva respecto a una serie de controversias de campaña en un debate de la semana pasada y Clinton cuestionó su dureza en un aviso que mostraba imágenes del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Obama aventaja a Clinton en la cantidad de votos populares obtenidos durante los primeros tres meses de primarias y en los delegados que elegirán al nominado en la convención de agosto.

Pero ninguno de los dos podrá obtener la candidatura sin el apoyo de los "superdelegados", unos 800 miembros del partido que son libres de apoyar a cualquier aspirante.

Clinton espera que un gran triunfo en Pensilvania inicie una fuerte carrera durante las últimas nueve contiendas, convenciendo a los superdelegados de que es la candidata que puede dominar los grandes estados que serán cruciales en noviembre.

Ahora ve
No te pierdas