Guerra en Irak tiene nuevo líder

El general David Petraeus es la nueva cabeza de las operaciones militares en Irak y Afganistán; la futura estrategia disminuirá ataques violentos en la zona de conflicto, según el Pentágono.
WASHINGTON (CNN) -

La administración del presidente George W. Bush eligió al general David Petraeus, su principal comandante en Irak, para que se haga cargo de las operaciones en Oriente Medio y escogió a su ex número 2 para reemplazarlo en Bagdad.

La decisión de ascender a Petraeus y al teniente general Raymond Odierno, quienes implementaron juntos una nueva estrategia militar que disminuyó la violencia en Irak, indica que Washington no planea realizar grandes cambios en su enfoque sobre esa guerra.

También muestra el deseo del Pentágono de aplicar la experiencia de Petraeus en la lucha contra la insurgencia en Afganistán, donde la violencia ha aumentado desde que los talibanes y Al Qaeda se reagruparon.

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, dijo que Petraeus es el general más calificado para dirigir el Comando Central de Estados Unidos, manejar operaciones de contrainsurgencia en ambas guerras y enfrentar amenazas, incluyendo el extremismo islámico a lo largo de la región.

"No conozco a nadie en el Ejército de Estados Unidos mejor calificado para liderar ese esfuerzo", sostuvo Gates.

El presidente ha aprobado ambas recomendaciones y enviará las nominaciones al Senado de Estados Unidos, dijo Gates.

La Casa Blanca pidió al Senado decidir rápidamente sobre las nominaciones, para fines de mayo, pero Gates dijo que no esperaba que los cambios fueran efectivos hasta fines del verano o comienzos del otoño boreal.

De ser confirmado por el Senado, Petraeus reemplazará al ex almirante William Fallon, quien renunció tras un quiebre reportado con la administración de Bush por la política en Irán.

Su nominación también pone a un general del Ejército, en vez de un almirante de la Marina, de nuevo a cargo de las dos guerras terrestres.

El Comando Central es considerado el comando militar más difícil de dirigir.

Allí, Petraeus supervisará operaciones de Estados Unidos en una región que incluye a Irán, Pakistán y otros 25 países tanto en el Golfo, como en aguas internacionales que son estratégicas como económicamente significativas.

También incluye el Estrecho de Hormuz, que podría calificarse como el más importante cuello de botella en el comercio mundial de crudo, por donde pasa más de un tercio del total de envíos de petróleo que viajan por agua.

Ahora ve
No te pierdas