Día del Trabajo en un México dividido

Organizaciones sindicales expresan su rechazo a una eventual reforma laboral que cocina el gobi el año pasado no se logró la meta de empleo y según Banxico en 2008 tampoco se alcanzará.
Los sindicatos mexicanos proponen dirigir las propuestas par
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

México festeja este primero de mayo el Día Internacional del Trabajo en medio de reclamos por parte de varias organizaciones sindicales por una posible reforma laboral, impulsada por el gobierno de Felipe Calderón y calificada de ‘pro empresarial’.

Las organizaciones obreras, los burócratas e instituciones académicas se han manifestado en contra de una reforma laboral, por los cambios que pudiera suponer en términos de su derecho a huelga, los contratos colectivos y el reparto de utilidades.

El secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, dijo en los últimos días que la iniciativa, que será presentada en los próximos meses al Congreso de la Unión, no pretende modificar el artículo 123 constitucional, que protege los derechos y los logros de los trabajadores.

Lozano precisó que el Ejecutivo no presentará una propuesta de reforma como tal, sino un estudio con las coincidencias que permitan mejorar las condiciones de competitividad y derechos del sector.

Pero las organizaciones sindicales reclaman que la reforma que quiere impulsar el gobierno calderonista va en contra de los derechos fundamentales de los trabajadores mexicanos.

“De suceder (esto), empeorarían aún más sus ya precarias condiciones de vida y de trabajo. Somos presa de poderosos ataques, que desde el neoliberalismo se lanzan para desconocer legítimos derechos y demandas”, dijo el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) en un comunicado.

Por su parte, el Sindicato de Trabajadores del Seguro Social propone que sean las organizaciones laborales tengan un papel activo en el diseño de las condiciones en las que la reforma laboral debe plantearse, “para que en verdad constituya un avance en las relaciones laborales”.

Este primero de mayo las organizaciones sindicales de obreros, campesinos y burócratas marcharán rumbo al Zócalo de la Ciudad de México en defensa de los derechos laborales, mejoras salariales, bienestar y justicia social.

Debilidad

Calderón, cuyo lema de campaña electoral fue “El presidente del empleo”, prometió crear un millón de nuevos trabajos durante el año pasado, sin embargo, sólo se generaron 756,352 plazas laborales, insuficientes para abatir el desempleo.

La Tasa de Desocupación Nacional en el 2007 llegó a 3.72% de la Población Económicamente Activa (PEA), la cifra más alta en tres años, según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

El Banco de México estimó este miércoles que la economía nacional crecerá en 2008 entre 2.4% y 2.9%, en vez de la expansión prevista anteriormente de 2.75 a 3.25%. Este menor ritmo económico provocará que se generen unos 530,000 empleos y no los 620,000 estimados con anticipación.

Nubarrones

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), por su parte, pronostica un panorama más débil  para el empleo en América Latina debido a la desaceleración económica en Estados Unidos.

Para 2008, la OIT proyecta un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en América Latina y el Caribe, a 4.7% (0.8 puntos porcentuales menos que 2007).

El gobierno mexicano, en su más reciente estimación oficial, proyectó que la economía doméstica crecerá un 2.8%, rebajando así su proyección previa de 3.3%.

Aunque la región latinoamericana ha tenido una expansión promedio de 4.8% en los últimos cinco años, la OIT prevé efectos negativos debido a la caída del sector de vivienda en Estados Unidos y a la crisis financiera que inició en 2007.

Los países de la zona en estrecha relación con la economía estadounidense, tanto por sus vínculos comerciales como por las remesas enviadas por los inmigrantes, se verán perturbados el tiempo que dure este bache económico.

Ahora ve
No te pierdas