Policía evacua zona de volcán Chaitén

La autoridad usará la fuerza contra los pobladores que se nieguen a desalojar la zona; el volcán aumentó su expulsión de cenizas y material incandescente, que han provocado temblores
El Gobierno ordenó la evacuación total de los pobladores a 5
PUERTO MONTT, Chile (CNN) -

Las autoridades chilenas pidieron enérgicamente evacuar a los pocos pobladores que aún se niegan a abandonar las zonas aledañas al volcán Chaitén, que intensificó su actividad con expulsión de cenizas y material incandescente.

Pese a que el Gobierno ordenó la evacuación total a 50 kilómetros alrededor del macizo, aún permanecen personas dentro de esa zona que no quieren dejar sus viviendas y animales.

"Todavía hay gente que no respeta las decisiones de la autoridad que busca proteger su vida. Es poca gente, pero no queremos desenlaces no esperados", dijo el ministro de Defensa, José Goñi, a la radio local Cooperativa.

Para que se cumpla la orden de evacuación total, el Gobierno ha tenido que recurrir incluso a la justicia, que autorizó a la policía a utilizar la fuerza para obligar a salir del lugar a los pobladores, cuyo número no ha sido precisado.

"Nosotros los vamos a sacar, hay que conversarlo con ellos, pero la gente tendrá que acompañar a Carabineros hasta algunos helicópteros y llevarlos a los buques de la Armada que están dispuestos, para luego trasladarse a los destinos previamente establecidos", dijo el general director de carabineros, José Bernales.

En la madrugada, un grupo de militares, reporteros y algunos pobladores fueron evacuados de Chaitén, la localidad más cercana al volcán, ante los temblores y fuertes ruidos subterráneos, que estuvieron acompañados de una tormenta eléctrica, columnas de ceniza y expulsión de material incandescente.

Personal del Ejército que estaba apostado en Chaitén también describió un fuerte olor a azufre.

"Lo que está ocurriendo es parte de la dinámica del mismo proceso", dijo Rodrigo Rojas, jefe de protección civil de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) al canal estatal TVN.

"Lo que ocurrió anoche se puede repetir en la medida que el ciclo eruptivo permanezca. Es algo que no está absolutamente descartado", agregó.

Chile y Argentina se coordinan

El Chaitén, de unos 1,000 metros de altura, entró en actividad hace casi una semana, lo que ha provocado la evacuación de gran parte de pueblos como Futaleufú -150 kilómetros al este del volcán- debido a que las cenizas se han trasladado hacia esa zona.

La situación, que incluso ha afectado a ciudades cordilleranas de Argentina, está siendo monitoreada de cerca por las presidentas Michelle Bachelet y Cristina Fernández, quienes han conversado telefónicamente sobre acciones conjuntas para aliviar la situación de los evacuados chilenos que permanecen en territorio argentino.

"Este ha sido un muy buen ejemplo de una buena relación entre Chile y Argentina, que ha permitido que ellos nos cooperen y nos apoyen en áreas que han sido centrales y eso va a continuar así", dijo Bachelet en Santiago.

"Por cierto, estoy extremadamente agradecida del apoyo de Argentina y en particular de Cristina Fernández, porque ha sido desde un primer momento y eso ha sido constante", agregó la presidente de Chile.

Gran parte de la población de Chaitén ha sido trasladada a albergues habilitados en la ciudad de Puerto Montt, ubicada a unos 1,000 kilómetros al sur de Santiago y a unos 200 kilómetros al norte del volcán.

Parte de los evacuados el jueves fueron trasladados por los militares hacia Villa Santa Lucía, al sur de la zona de erupción.

Los miles de evacuados de las ciudades vecinas, algo no visto en décadas en Chile, se han convertido en el principal foco de preocupación para el Gobierno de Michelle Bachelet.

En un sobrevuelo por el volcán el miércoles, se pudo apreciar una densa fumarola emanando del cráter y a los ríos cercanos al poblado de Chaitén teñidos de blanco, al igual que sus riberas, como consecuencia de la caída de cenizas.

Ahora ve
No te pierdas