Sanearán corporaciones policíacas

Medina-Mora asegura que ningún grupo criminal es capaz de resistir la fuerza del Estado; el procurador reconoce que la desarticulación de los Arellano Félix no ha sido completa.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Medina-Mora, afirmó que ningún grupo criminal es capaz de resistir la fuerza del Estado mexicano, ni tampoco de aceptar el rechazo social.

Durante la reunión del gabinete de seguridad en Tijuana, Baja California, dijo que las autoridades de los tres niveles de gobierno tienen interés firme y genuino en la recuperación de los espacios y en el saneamiento de las corporaciones de seguridad y justicia.

"Sobre todo en la convicción de luchar juntos en contra del crimen que afecta a los ciudadanos y a nuestras familias, más allá de cualquier diferencia política", aseveró.

Medina-Mora dijo que Baja California y muy especialmente Tijuana son regiones donde es más que evidente la necesidad de llevar a buen puerto la estrategia de seguridad y justicia que impulsa el presidente Felipe Calderón con los poderes locales para recuperar la paz, confianza y tranquilidad.

"Aquí los daños causados por la delincuencia organizada al tejido social son amplios, profundos y llevan muchos años de duración; esta región ha sido uno de los lugares preferidos para el trasiego ilegal de drogas, personas y armas", señaló.

El titular de la PGR indicó que para enfrentar esta problemática se vinieron impulsando líneas domésticas de seguridad y justicia.

Además de una cooperación internacional muy intensa que permitió que en la Corte Federal de Distrito, para el Distrito Sur de California, se erradicaran dos acusaciones contra 12 personas de la organización Arellano Félix.

Debido a esta colaboración, Benjamín Arellano Félix, Francisco Javier Arellano Félix, Jesús Labra Avilés, Ismael Higuera Guerrero, Efraín Guerrero, Jorge Aureliano Félix, Rigoberto Yáñez, Armando Martínez Duarte y Gustavo Rivera Martínez están a disposición de la justicia de México o de Estados Unidos.

Abundó que también fueron extraditados hacia Estados Unidos, durante el gobierno del presidente Calderón, Gilberto Higuera, Ismael Higuera y José Alberto Márquez Esqueda, líderes del grupo.

El procurador de la nación reconoció que la desarticulación de la organización de los Arellano Félix no ha sido aún lo completa y exitosa que los mexicanos exigen.

Las células delictivas han involucionado y para seguir sufragando sus gastos de operación, han incursionado en secuestros y robos a mano armada, expuso.

"La violencia causada por la disputa de territorios y la supremacía de una célula sobre otras no es signo de fortaleza, sino una muestra evidente de los daños económicos, tácticos y logísticos causados por el rechazo social a la violencia", agregó.

La firme voluntad del presidente Calderón en "recuperar a Baja California de los estragos de la delincuencia", puntualizó.

Medina-Mora señaló que en Baja California se aplican esquemas de colaboración que refuerzan la seguridad de la frontera común y protege a los migrantes de bandas criminales que operan en esa zona.

Ahora ve
No te pierdas