Colombia extradita paramilitares a EU

El gobierno de Álvaro Uribe envió a 14 guerrilleros para que respondan por cargos de narcotráfi Salvatore Mancuso, Francisco Javier Zuluaga y Rodrigo Tovar son algunos de los extraditados.
Los paramilitares extraditados serán juzgados por narcotráfi
BOGOTÁ (CNN) -

Colombia extraditó este martes, de manera sorpresiva, a 14 jefes de los desmovilizados escuadrones paramilitares de ultraderecha a Estados Unidos para que respondan por cargos de narcotráfico, informó el ministro del Interior, Carlos Holguín.

La entrega masiva de los antiguos comandantes paramilitares se produce en momentos en que aumenta un escándalo que compromete a varios legisladores cercanos del presidente Álvaro Uribe con esos escuadrones acusados de cometer las peores violaciones a los derechos humanos en medio del conflicto interno.

Holguín dijo que los ex comandantes paramilitares fueron trasladados desde las cárceles en que se encontraban confinados hacia el aeropuerto militar de Catam, en Bogotá, donde los esperaban agentes de la DEA que los llevaron a Estados Unidos.

"Ya debieron salir. A las 5:30 de la mañana estaba listo para despegar (el avión)", afirmó Holguín a radio Caracol.

"Están allí todos los más significativos capos", precisó el funcionario al admitir que entre los extraditados figuran Salvatore Mancuso, Diego Fernando Murillo, Francisco Javier Zuluaga, Rodrigo Tovar, Hernán Giraldo Serna, Ramiro Vanoy y Juan Carlos Sierra.

El Gobierno de Washington había pedido la extradición de los ex jefes paramilitares bajo cargos de narcotráfico y la Corte Suprema de Justicia de Colombia la había autorizado.

Sin embargo, Uribe congeló las extradiciones con la condición de que cumplieran con los acuerdos de un proceso de paz que permitió que más de 3,.000 combatientes paramilitares se desmovilizaran y entregaran las armas.

Uno de los acuerdos era que los antiguos comandantes paramilitares no volvieran a delinquir desde la prisión, situación que al parecer violaron, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Colombia extraditó el miércoles de la semana pasada a Carlos Mario Jiménez, alias "Macaco", el primer ex comandante paramilitar enviado a Washington para responder por acusaciones de narcotráfico tras ser excluido del proceso de paz con el Gobierno.

Los antiguos jefes paramilitares desmovilizados, incluidos los extraditados, permanecían encarcelados y recibirían entre 5 y 8 años de cárcel con la condición de que confesaran sus delitos.

Los ex jefes de esos grupos armados ilegales acusados de masacrar a miles de civiles en medio de su lucha contra la guerrilla izquierdista enfrentan en Colombia procesos por asesinatos, masacres, secuestros, torturas, desapariciones y narcotráfico.

Los paramilitares surgieron en la década de 1980 como ejércitos privados financiados por ganaderos, terratenientes y comerciantes para defenderse de los ataques de la guerrilla, a la que expulsaron de varias regiones en medio de un sangriento conflicto interno de más de cuatro décadas.

Desde que asumió el poder en el 2002, Uribe ha extraditado a más de 700 colombianos, la mayoría a Estados Unidos, a donde envió previamente a Simón Trinidad, un importante miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).


Ahora ve
Investigadores crean el primer implante 3D de un ovario funcional
No te pierdas
×