Académicos van al debate energético

Miembros de la UNAM y el ITAM participaron en la segunda mesa de debate energético en el Senado el escritor Héctor Aguilar Camín se mostró a favor de una verdadera transparencia en Pemex.
Los senadores Carlos Navarrete, Manlio Fabio Beltrones y San  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Académicos protagonizaron el segundo foro de debates de la iniciativa de reforma energética del gobierno federal, en donde predominó la importancia de la transparencia en Petróleos Mexicanos (Pemex), y en la necesidad de que coopere para detonar el desarrollo del país.

Javier Jiménez Espriú 

El ex director de la Facultad de Ingeniería de la UNAM defendió a Pemex y dijo que la reforma generaría un debilitamiento de la paraestatal. Dijo que es rentable a pesar de ser una compañía quebrada por la poca eficiencia y la corrupción. 

Reforma:

La propuesta es insuficiente en el análisis económico, inconsistente en el aspecto legal, ignorante de contenido histórico y ayuna de sensibilidad política.

Análisis:

Pemex debe analizarse a fondo tomando en cuenta que tiene a su cargo los más importantes recursos naturales. Ha hecho viable el desarrollo del país y posible su factibidad financiera. Es una empresa emblemática de la soberanía nacional. Su importancia económica, política y social es un todo inseparable. 

Ciencia y tecnología:

Estos factores representan aspectos de supervivencia nacional, y en vez de estimularlo se han ido cancelando los escasos logros y obstaculizado las nuevas acciones en esta materia. México se quiere lanzar al fondo del océano, en busca de su tesoro, sin su propio salvavidas. No se ha entendido que es más caro el costo de la ignorancia que cualquier inversión en ciencia y tecnología, de la misma forma que ha sido más oneroso importar derivados del petróleo que haber invertido en refinerías y plantas petroquímicas. 

Javier Beristáin 

El economista y ex rector del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), pidió que el debate no sea ideológico y que contribuya al crecimiento, redistribución y desarrollo sustentable del país. 

Explicó que el crecimiento económico es necesario para generar empleos y beneficios que impulsen el bienestar nacional. 

Pemex: 

Ha sido incapaz de ser incapaz de ser el motor del crecimiento, pues la producción permanece estancada. Los cambios al régimen fiscal  deben beneficiar la inversión pública, así como garantizar un abasto suficiente y la calidad en los energéticos. 

Reforma energética: 

Tiene más aspectos económicos, pero éstos no pueden quedar marginados de las liberaciones. Mientras factores políticos y culturales reclaman que se actúe con calma, las necesidades de una reforma para elevar las contribuciones económicas del sector petrolero son un llamado a la pronta acción legislativa. 

Héctor Aguilar Camín: 

El escritor abogó por la transparencia en Pemex y atender la debilidad fiscal del estado. Necesitamos rendición de cuentas periódicas y ordenadas, hechas para que se entiendan. 

Pemex:  

La opacidad, la corrupción y la ineficiencia son los verdaderos enemigos de Pemex no los contratos privados. Se debe garantizar que sea una empresa transparente, verdaderamente pública ¿dónde están los excedentes petroleros?, cuestionó. 

Constitución:

Es caprichosa, no puede tocarse, pero tampoco se ha cumplido en los últimos 48 años. Hay que pensar en la reforma libremente, sin las supuestas ataduras constitucionales, para después hacerse los cambios que se requieran. 

Presupuesto federal: 

Si fuera levantada la cadena de Hacienda a Pemex, el presupuesto de la Federación debería buscar 40 de los 100 pesos que gasta en otra parte. Los legisladores deben decirnos cómo repondrán a la Hacienda pública el dinero que le quieren devolver a la paraestatal y qué costro tendrá ésto para los que pagan impuestos.  

Antonio Fernández 

El rector del ITAM habl detalló los términos económicos en los que se basaría la reforma, eliminando las distorsiones que pueden generar falsos debates. 

Renta petrolera:

No hay renta petrolera en las actividades de refinación, petroquímica, transporte y distribución. Hay rentabilidad de capital invertido como cualquier otra actividad industrial. 

Petróleo:

La propiedad del energético en el suelo mexicano es el Estado. Pemex sólo funge como agente económico para realizar las actividades relacionadas con la industria. La renta petrolera no es de Pemex, el Estado debe capturar cada peso de esa renta cada año.

Pemex:

Se debe dotar a la paraestatal del nivel de activos que requiere para su operación eficiente y  moderna, así como una operación óptima de financiamiento.

Ahora ve
No te pierdas