Soldados de regreso en 4 años: McCain

El republicano cree que EU ganará la guerra en Irak y dejará una democracia en ese país; John McCain dijo que en 4 años los estadounidenses tendrían una mayor seguridad de su libertad.
John McCain enfrenta críticas por pertenecer al mismo partid
COLUMBUS, EU (CNN) -

El aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, John McCain, cree que la guerra en Irak se pude "ganar" dentro de cuatro años, dejando una democracia en el país y permitiendo el regreso de la mayoría de las tropas.

Los dos rivales demócratas del senador por Arizona en la carrera a la Casa Blanca, Barack Obama y Hillary Clinton, están buscando un compromiso para comenzar a retirar a las tropas estadounidenses de inmediato y han relacionado a McCain con las políticas del presidente George W. Bush en la impopular guerra.

Los candidatos demócratas también acusan a McCain de querer mantener a Estados Unidos involucrado en Irak por 100 años.

McCain dice que cualquier presencia de décadas de las tropas estadounidenses tendría como objetivo mantener la estabilidad en la región y la ha comparado con la presencia militar del país en Japón, Corea del Sur y Alemania.

McCain, quien busca competir en la elección de noviembre para remplazar a Bush en el 2009, describió un escenario que cree que puede lograr en los cuatro años de su primer mandato.

"Antes de enero del 2013, Estados Unidos habrá dado la bienvenida a casa a la mayoría de los hombres y mujeres que se sacrificaron de manera terrible para que EU pudiese estar seguro en su libertad", dijo McCain en comentarios preparados sobre un discurso que dará el jueves en Columbus, Ohio.

"La guerra en Irak se habrá ganado. Irak es una democracia operativa, aunque aún sufrirá de los efectos persistentes de décadas de tiranía y siglos de tensión sectaria. La violencia aún ocurre, pero es esporádica y muy reducida", dijo McCain.

El senador republicano señaló que aunque Estados Unidos aún tendría presencia de soldados en Irak, éstos no tendrían un "papel de combate directo" porque las fuerzas iraquíes serían capaces de brindar orden.

McCain ha afirmado que Obama y Clinton están prometiendo un retiro "imprudente" desde Irak, un compromiso que sostiene que nunca podrán cumplir una vez que enfrenten la realidad.

La impopularidad de Bush y de la guerra en Irak ha tenido un gran costo para los aliados republicanos de McCain.

Los republicanos, que perdieron el control del Congreso ante los demócratas en las elecciones del 2006, han sufrido derrotas en algunas votaciones de este año, incluida una carrera en Mississippi el martes, donde el demócrata Travis Childers ganó un escaño en la Cámara de Representantes.

El vicepresidente Dick Cheney había hecho campaña contra Childers y los avisos de los republicanos intentaron vincularlo con el favorito entre los aspirantes demócratas a la Casa Blanca, Barack Obama, quien es visto por muchos en Mississippi como alguien demasiado liberal.

McCain, quien ha intentado distanciarse de Bush en algunas políticas, como el medio ambiente, dijo el miércoles a periodistas que reconocía que la mala imagen de su partido sería una dificultad para su campaña presidencial.

"Tenemos mucho trabajo por hacer", afirmó McCain. "Tengo mucho trabajo por hacer. Entiendo el desafío. Estoy confiado en que al final del día mi visión y mi plan de acción para este país ganará la mayoría de los votos. Pero no tengo ilusiones", concluyó.

Ahora ve
No te pierdas