Placer, el negocio de Suecia

Las farmacias del país europeo pertenecientes al Estado venderán juguetes sexuales; la medida, pedida por la población en una encuesta gubernamental, pretende mejorar el bienestar
El 40% de los adultos en Suecia posee algún juguete sexual.  (Foto: )
Marco Appel
BRUSELAS -

Los suecos son conocidos por dos cosas, quizá ligadas: no tienen tabúes con el sexo (70% de las mujeres y 90% de los hombres ve o ha visto filmes pornográficos) y su nivel de vida es el sexto más alto del mundo, según la Organización de las Naciones Unidas. Ahora, quizá también se les identifique por ser los más satisfechos.

A partir de junio, las farmacias suecas, que pertenecen al Estado, venderán juguetes sexuales, luego de que la población así lo pidiera en una encuesta realizada por el gobierno democristiano.

“Es importante para el bienestar y la salud de nuestros ciudadanos. Queremos ‘desdramatizar’ el uso de esos juguetes, y ayudar a que la gente tenga una mejor vida sexual, con o sin pareja”, afirma Elisabet Linge Bergman, portavoz del programa estatal. En su fase de prueba, que durará un año, se venderán aceites eróticos y vibradores, en 50 de las 950 farmacias del sistema. Si hay buen recibimiento habrá nuevos productos supervisados por la Asociación Sueca de Educación Sexual.

Y es que los suecos, explica Bergman, señalaron en la encuesta que preferirían adquirir los sucedáneos eróticos en farmacias, antes que en sex-shops o vía internet.

Si en Francia 14% de los adultos posee algún juguete sexual, en Suecia esa cifra sube a 40%, según la firma de preservativos Durex.

Quizá por eso la marca sueca Lelo de ‘objetos de placer’ femeninos, fundada en 2003, ya llega a 25 países, gracias a una oferta de artículos de lujo y diseño ultramoderno.

Ahora ve
No te pierdas