Los SMS, sustitutos del cartero

Cada hora se envían 65 millones de SMS en México, el nuevo negocio dorado de los operadores; los proveedores de telefonía móvil en Latinoamérica aumentan ingresos 25% al año gracias a esto
Cada hora se envían 65 millones de SMS en México. (Especial)
Nelly Acosta Vázquez

La Noche Vieja de 2007, la banda estadounidense Evanescence generó, quizá sin proponérselo, un fenómeno: el envío de miles de mensajes de texto (SMS, por sus siglas en inglés) por celular entre sus fans de todo el mundo, que replicaron frases de la letra de una de sus canciones más populares, ‘Bring Me To Life’, para desearse feliz año.

Fuera del fenómeno cultural que pudo haber representado, se trató de una de las tantas muestras de cómo los ‘mensajitos’ son cada vez más populares y, por supuesto, también millonariamente redituables.

De acuerdo con Pyramid Research, en América Latina los ingresos de los operadores de telefonía celular crecen 25% cada año gracias al envío de SMS. La prueba: mientras que en 2004 registraron ingresos por 1,300 millones de dólares (mdd) por este concepto, para 2009 se cree que serán de 4,000 mdd.

La cifra resulta trascendente si consideramos que, según Marc Einstein, analista de Pyramid, es en los países latinoamericanos donde más está creciendo el uso de SMS, pues son una alternativa de comunicación mucho más económica de lo que representa una llamada telefónica (a un teléfono móvil o uno tradicional) y hasta de un email.

“En promedio, un SMS equivale en toda la región a un costo de entre 5 y 8 centavos de dólar (en México, menos de un peso). ¿Quién puede resistirse a mandar uno que otro al día?”, cuestiona Einstein.

Sólo basta sacar una calculadora para entender el fenómeno. A nivel global, viajan por año 8,000 millones de SMS, señala Pyramid. Tan sólo en Año Nuevo, fecha en la que más mensajes se mandan, existe el histórico envío de 120,000 millones de ellos a escala mundial.

“Haga cuentas de cuánto dinero representan estos detallitos”, invita el analista.

Y es que para calcular cuánto podrán llevarse los operadores este año por el pago de SMS, bastará entonces con saber que, al finalizar 2008, se habrán enviado aproximadamente 260 billones de mensajitos en todo el orbe.

México no es la excepción. Según el Índice de Producción del Sector de Telecomunicaciones de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), durante 2007 se enviaron más de 1,400 millones de mensajes de texto vía celular.

La Cofetel calcula que durante las horas pico, los 68.4 millones de usuarios de teléfonos celulares que hay en México, mandan y reciben 55 millones de SMS, y en horas no pico los envíos llegan hasta 38 millones. El promedio sube hasta 44% en los días festivos.

A nivel individual, un usuario promedio en el país recibe 25 SMS por día, e invierte en ellos la mitad de su crédito o presupuesto de celular, lo que provoca que, en un mes, viajen 1,500 millones de ‘mensajitos’ que representan para los operadores de telefonía celular en México ingresos por 400 millones de pesos anuales. 

Ante este panorama, como dice Einstein, no hay por qué extrañarse: los SMS nacieron para desencadenar fenómenos comunicativos, justo en la histórica Noche Vieja de 1992, cuando el ingeniero Neil Papworth mandó por primera vez uno para desearle feliz Navidad a su jefe, de forma escrita, a través de una red Vodafone.

“Seguro ni se imaginó el negociazo que estaba iniciando”.

Ahora ve
No te pierdas