Venezuela denuncia incursión colombiana

El gobierno de Hugo Chávez acusó al ejército de Colombia de violar su territorio el viernes; Álvaro Uribe señaló que ya pidió una explicación sobre el incidente a sus fuerzas militares.
Este no es el primer roce que tiene Hugo Chávez con el gobie
CARACAS (AP) -

El gobierno venezolano envió el sábado una nota de protesta a Colombia, porque algunas tropas del ejército colombiano habrían irrumpido ilegalmente el viernes en tierras venezolanas.

Mediante un comunicado, la cancillería venezolana dirigió a la colombiana ''su más enérgica protesta por la incursión ilegal de tropas del ejército colombiano en territorio venezolano, ocurrida el día 16 de mayo en el sector Los Bancos del Municipio Páez del Estado Apure''.

En Bogotá, el presidente Álvaro Uribe dijo que ya pidió a las fuerzas militares colombianas que investigaran el incidente. Añadió que si era cierto, Bogotá se disculparía con Venezuela y que si resultaba falso, darían igualmente explicaciones.

Si se comprueba ''que nuestros soldados entraron allí ofreceremos excusas. Si no es cierto daremos explicaciones'', dijo Uribe al final de una conferencia de prensa en el palacio de gobierno junto a la visitante canciller de Alemania, Angela Merkel.

''Nosotros no hemos sido un país belicista, no lo somos, no lo seremos... Así como nosotros producimos notas de protesta, también las recibimos. No las rechazamos, sino que las examinamos cuidadosamente, como tiene que ser y es un ejemplo que ojalá se siguiera en todo el vecindario'', agregó Uribe sin hacer otros comentarios sobre el tema.

El texto venezolano indica las coordenadas exactas del lugar donde fue ''interceptada'' la comisión de 60 soldados colombianos, a unos 300 kilómetros al sureste de Caracas y 800 metros dentro del territorio venezolano.

Según el documento, la comisión fue obligada a abandonar ''inmediatamente'' el territorio.

Luego de identificar al batallón y su procedencia, la cancillería, a nombre del gobierno venezolano, exigió al gobierno colombiano ''el cese inmediato de estas violaciones del Derecho Internacional, de la soberanía y de la integridad territorial de Venezuela'', así como las respectivas sanciones a los responsables.

El texto califica el hecho como un ''acto de provocación'', justo cuando el gobierno venezolano ''ha denunciado la política belicista del Gobierno colombiano que busca deliberadamente la desestabilización de la Región''.

En marzo pasado se tensaron las relaciones entre ambos gobiernos por el ataque de militares colombianos a un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, en el que murió Raúl Reyes, segundo al mando en el grupo guerrillero.

En esa oportunidad el impasse fue superado, por lo menos diplomáticamente, gracias a la mediación de varios gobernantes latinoamericanos en la Cumbre de Río en República Dominicana.

Luego el presidente Hugo Chávez ha fustigado en varias ocasiones a su homólogo colombiano, Alvaro Uribe por la violación al territorio ecuatoriano y lo acusa de intentar desestabilizar la región ''obedeciendo órdenes'' del gobierno de Washington.

Ahora ve
No te pierdas