EU enviará celulares a Cuba

Los estadounidenses con familiares en Cuba podrán enviar teléfonos móviles a la isla; George Bush dijo que la medida significa que el pueblo estadounidense "extiende la mano" al cub
Bush intenta con ello pretende 'extender una mano al pueblo
WASHINGTON (AP) -

El presidente George W. Bush dijo el miércoles que permitirá a los emigrantes cubanos enviar teléfonos celulares a sus parientes en Cuba, con la esperanza de acelerar las reformas en la isla de Gobierno comunista.

El presidente cubano, Raúl Castro, liberó en abril la venta de teléfonos celulares a particulares, como parte de una serie de reformas que incluye la venta minorista de computadoras y equipos de DVD que pocos en la isla pueden permitirse.

"Si Raúl se toma en serio sus llamadas reformas, tendrá que permitir que estos teléfonos lleguen a los cubanos", dijo Bush durante un evento en la Casa Blanca para conmemorar lo que describió como el primer "Día de la Solidaridad con el Pueblo Cubano".

"A través de estas medidas, Estados Unidos está llegando a los cubanos, aunque sabemos que la vida no cambiará esencialmente hasta que cambie su forma de gobierno", añadió.

Washington aplica un embargo comercial contra Cuba desde hace más de 45 años y se resistió varias veces a suavizarlo.

Embargo inamovible

Funcionarios de la Casa Blanca negaron que la autorización de enviar celulares represente una fisura en el embargo.

"Es un cambio en la política ya establecida que permite a la gente enviar regalos a su familia. Ahora estamos permitiendo que los teléfonos celulares sean parte de esos envíos", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

Aproximadamente 10,000 líneas de telefonía celular han sido dadas de alta desde que fueron puestas a la venta el 14 de abril tras la autorización de Raúl Castro.

Habilitar una línea cuesta unos 120 dólares, más de seis veces el sueldo promedio en Cuba. Los teléfonos, por su parte, son vendidos por entre 65 y 280 dólares.

Sería bueno que mandaran celulares de allá, pero el problema no es que los manden, el problema son las líneas, que valen mucho dinero", dijo Mauricio, un empleado estatal de 43 años, que saboreaba un helado en el céntrico barrio habanero del Vedado.

La penetración de la telefonía celular es baja en relación a otros países de América Latina. Cuba, un país de 11 millones de habitantes, cuenta con unas 100,000 líneas.

Las cuentas de teléfonos celulares de Estados Unidos no funcionan en Cuba.

Aunque no quedó inmediatamente claro, quizás Bush se refería al envío de aparatos de teléfono para ser habilitados luego por el monopolio estatal de telecomunicaciones de la isla ETECSA.

Dan Fisk, director de asuntos para el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, dijo en Washington que los cubanos residentes en Estados Unidos podrán pagar las cuentas de celulares de sus familiares en Cuba.

Los cambios en el reglamento estadounidense podrían entrar en vigor en un plazo de dos semanas, añadió.

"Broma cruel"

En su discurso, Bush dejó bien claro que habrá pocos cambios en su política hacia La Habana, a menos que Raúl Castro conceda más libertad de expresión a los cubanos, libere a los presos políticos e implemente reformas económicas.

"Pero la experiencia nos dice que este régimen no tiene intenciones de dar esos pasos", dijo el presidente.

"Por el contrario, sus gestos recientes parecen ser nada más que una broma cruel perpetrada contra un pueblo que sufre desde hace mucho tiempo", añadió.

Una analista en asuntos cubanos criticó a Bush por desestimar el proceso de cambios en la isla.

"Me parece que en momentos en que estamos viendo verdaderas reformas en Cuba, desde la descentralización de la agricultura hasta nuevas libertades individuales, el presidente Bush se equivoca al desestimar esos cambios como una broma cruel", dijo Sarah Stephens, del Centro por la Democracia en América.

El anuncio de Bush coincidió con choques entre el candidato republicano John McCain y su rival demócrata Barack Obama sobre Cuba.

McCain, intentando lograr el apoyo de los cubano americanos, un sector crucial del electorado en el estado de Florida, atacó el martes a Obama por su disposición a suavizar el embargo.

Obama, el favorito para la candidatura demócrata todavía en disputa con Hillary Clinton, dice estar dispuesto a suavizar las restricciones de viaje y envíos de remesas a Cuba.

Ahora ve
No te pierdas