China investigará a constructoras

El gobierno chino anunció sanciones a los responsables de construir edificios de mala calidad; miles de niños murieron al derrumbarse sus escuelas debido al sismo que sacudió al país hace 9
El derrumbe de varios edificios por el terremoto despertó la

China prometió el miércoles medidas severas contra cualquiera que sea hallado responsable por la construcción de edificios estatales de mala calidad, después de que los padres pidieran saber por qué el terremoto de la semana pasada destruyó tantos colegios.

Nueve días después del sismo que sacudió la montañosa provincia de Sichuan en el suroeste de China, los equipos de rescate todavía encontraban supervivientes. Una mujer fue rescatada viva de un túnel en una planta hidroeléctrica en la ciudad de Hongbai, informaron los medios estatales.

El número de muertos y desaparecidos se elevó a más de 74,000, con más de 247,000 heridos.

Pero las réplicas, la nieve, la lluvia y la amenaza de las enfermedades han complicado los esfuerzos de ayuda.

La mayoría lamentaron que las víctimas del terremoto hayan sido miles de niños, que murieron al derrumbarse los colegios. La fragilidad de las escuelas que quedaron reducidas a escombros ha despertado denuncias de que la corrupción ha comprometido fatalmente la resistencia de los edificios.

Cientos de familiares afectados colocaron el miércoles coronas de flores en la carretera que lleva a la escuela primaria de Fuxing en Wufu, donde al menos 127 niños quedaron sepultados hasta su muerte.

Colocaron una pancarta que decía "Los niños no murieron de un desastre natural sino por un edificio peligroso".

"Se debe dar una respuesta a nuestros niños", dijo Li Xiaoping, cuyo hijo de 11 años estaba entre los muertos. "Hay un problema con los edificios".

Li Rongrong, líder de la estatal Comisión de Supervisión y Administración de Activos y a cargo de revisar el gran sector estatal de China, afirmó en una conferencia de prensa en Pekín que por lo general las constructoras bajo su mando eran muy buenas.

Sin embargo agregó: "Si estos edificios (que se derrumbaron) fueron construidos por firmas estatales importantes, tomaremos medidas severas".

En la ciudad de Yinhua, donde murieron más de 200 alumnos, una mujer que perdió a su hija de 13 años, dijo que los colegios tenían originalmente dos niveles en 1993, pero que ilegalmente se agregaron otros dos niveles después.

"Cuando se derrumbó sólo había fragmentos, no trozos. Eso muestra lo mal construido que estaba", declaró Luo Zaihong.

También circuló una petición en Juyuan, donde 500 alumnos o más murieron entre las ruinas de la escuela local, y demandaron castigos a las autoridades o a los constructores responsables de la mala calidad de los colegios, así como una compensación.

Aunque el gobernante Partido Comunista busca mantener una postura firme de unidad y estabilidad tras el terremoto, las protestas de los padres podrían provocar un problema, ya que muchos de ellos culpan de las muertes a los sobornos y la laxitud oficial, más que a la naturaleza.

Unos cinco millones de personas se han quedado sin hogar a causa del terremoto de magnitud 7.9. En el campo, muchos agricultores están viviendo en campamentos provisionales.

 

Ahora ve
No te pierdas