Obama quiere nueva estrategia EU-Cuba

El senador dijo que de ganar la presidencia autorizaría viajes de familiares y el envío de reme prometió que EU lanzaría un programa en América Latina para combatir el narco y la corrupción.
Barack Obama prometió una nueva alianza con las Américas. (R  (Foto: )
MIAMI (AP) -

Barack Obama aseguró en Miami que en caso de llegar a la presidencia de Estados Unidos, cambiará radicalmente la política hacia América Latina porque ha llegado el momento de ''tender una mano de ayuda''.

Expresó también que aplicará una nueva estrategia con Cuba, que autorizará los viajes de familiares a la isla y el envío de remesas sin límites.

En un almuerzo organizado por la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), Obama manifestó que su gobierno se comprometerá de manera directa con el hemisferio americano para alentar la democracia y lanzará una iniciativa regional de seguridad para combatir el narcotráfico, la corrupción y la delincuencia.

Asimismo, a lo largo de su discurso, Obama criticó duramente la política del gobierno del presidente George W. Bush hacia Latinoamérica y la posición del virtual candidato republicano a la presidencia, John McCain.

''Es hora de una nueva alianza de las Américas'', dijo Obama en su presentación ante unos 850 asistentes que pagaron 150 dólares para almorzar mientras escuchaban al precandidato demócrata a la presidencia. ''Es hora para que los Estados Unidos vuelva a extender una mano de ayuda y ser un rayo de esperanza'', consideró.

''Después de ocho años de políticas fracasadas necesitamos liderazgo nuevo para el futuro. Después de décadas de promover reformas desde arriba, necesitamos una agenda que promueva la democracia, la seguridad, y la oportunidad desde las raíces'', expresó en una indirecta referencia a la política aplicada por el gobierno de Bush.

Refiriéndose a su estrategia con Cuba, Obama negó que haya intentado reunirse con el actual presidente de la isla Raúl Castro, como habría manifestado su rival republicano McCain, y dijo que alentará una ''diplomacia directa'' con el gobierno cubano.

''Después de ocho años de políticas desastrosas de George Bush, ha llegado la hora para avanzar la diplomacia directa, con amigos y enemigos, sin precondiciones'', manifestó, y de inmediato agregó: ''Jamás dejaré de defender la libertad''.

Destacó que ya ''es hora de ir más allá de la retórica dura que no trae resultados. Es hora para una nueva estrategia'', y dijo que de llegar a la presidencia, de inmediato autorizará viajes familiares y remesas familiares a la isla sin límite.

''Es hora para dejar a los cubano-americanos ver a sus madres y padres, sus hermanas y hermanos. Es hora de dejar que el dinero cubano-americano disminuya la dependencia de sus familiares del régimen de Castro'', sostuvo.

Por otra parte, Obama advirtió que su gobierno llamará la atención ''a cualquier apoyo que reciban las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) que provenga de gobiernos vecinos'' y dijo que ese tipo de comportamiento debe ser denunciado internacionalmente, ''aislado al nivel regional (...) porque esta situación ''no puede seguir así''.

En una referencia indirecta al Tratado de Libre Comercio de Estados Unidos con Colombia, que permanece estancado a la espera de que el Congreso estadounidense lo apruebe, rechazó ''por completo el punto de vista Bush-McCain (de) que cualquier acuerdo comercial es un buen acuerdo''.

De inmediato, agregó que ''si John McCain cree -como dijo el otro día- que el 80% de los americanos piensan que estamos en rumbo negativo como país porque no hemos aprobado libre comercio con Colombia, no entiende al pueblo americano''.

Asimismo, sobre la Iniciativa Mérida que procura combatir el narcotráfico, el crimen organizado y la violencia en México y Centroamérica -Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá-, admitió que no dedica suficientes recursos, y destacó que Estados Unidos tiene que trabajar ''aún más al sur''.

En ese sentido, dijo que destinará más recursos económicos a la región para combatir la pobreza.

Obama señaló que Estados Unidos no puede ''ignorar el sufrimiento a nuestro sur, ni permitir la globalización de los estómagos vacíos''. Anunció que entre sus planes figura el de aumentar ''de manera significativa nuestra ayuda para las Américas'' y lograr los objetivos del Desarrollo del Milenio de la reducción a la mitad de la pobreza global para el 2015.

Ahora ve
No te pierdas