OIT pide a empresas actuar contra el VIH

El organismo advirtió que este mal pone en peligro a trabajadores de los países en desarrollo; sin embargo cuestionó las medidas discriminatorias por parte de algunos empleadores.
La OIT advirtió que las aseguradoras no deben exigir. (Archi
CIUDAD DE MÉXICO (Salud Empresarial) -

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó una alerta a las empresas sobre el avance que registra el contagio de VIH/SIDA entre la población económicamente activa, lo cual representa una amenaza real para el mercado laboral.

Las compañías tienen muy buenas razones para tomar medidas a fin de responder a la epidemia. El aumento de costos y la pérdida de productividad y de trabajadores calificados representan serios retos, señaló el organismo en su informe El VIH/SIDA y el mundo del trabajo”.

El virus “ha azotado y sigue castigando despiadadamente el mundo del trabajo”.

Indicó que la mayoría de la fuerza de trabajo de los países en desarrollo, entre ellos México, el sector informal de la economía son los más vulnerables a la infección, además de tener menos oportunidades para acceder a los apoyos y  tratamientos.

La OIT cuestionó aplicación de medidas discriminatorias en contra de las personas afectadas por el VIH, por parte de los empleadores, lugar de ello propone las siguientes medidas:

No solicitar pruebas ni reconocimientos médicos relativos al SIDA.

Velar porque no haya discriminación ni rechazo.

Fomentar el trabajo entre los empleados afectados.

Cuando un trabajador esté infectado, la empresa debe determinar si es conveniente que continúe con sus actividades de acuerdo al avance de la enfermedad. La relación puede terminar ateniéndose a la legislación  laboral antidiscriminatoria y respetando todas las prestaciones.

El organismo advirtió que las compañías aseguradoras no deben exigir una prueba de detección antes de ofrecer una cobertura laboral, ya que deben basar sus estimaciones en los datos epidemiológicos disponibles.

México cuenta con dos Normas Oficiales Mexicanas (NOM) para atender las infecciones y promover la prevención, así como controlar las enfermedades de transmisión sexual.

Sin embargo, la OIT señala que el país carece de una legislación sobre igualdad de oportunidades, leyes y normas laborales, así como de políticas nacionales sobre el SIDA.

A finales de 2007, más de 33 millones de personas de entre los 15 y 49 años vivían con el virus, cifra mayor a los 21 millones que se reportaban en el 2001.

Los individuos que vivían con el VIH aumentó en todo el mundo en ese periodo, siendo Asia y Europa Oriental las regiones más afectadas, con tasas superiores al 100%.

 

 

Ahora ve
No te pierdas