Sonda espacial aterriza en Marte

La NASA logró colocar por primera vez en una zona polar del planeta rojo a la nave Phoenix; su misión es buscar reservas de agua y evaluar si existen condiciones para la vida en Marte.
Phoenix surcó el espacio 10 meses antes de aterrizar ayer en  (Foto: )
PASADENA, EU (CNN) -

Una pequeña sonda científica surcó el cielo rosado de Marte el domingo y aterrizó en un desierto congelado en el polo norte de ese planeta, con la tarea de buscar agua y evaluar las condiciones para la vida en esa superficie, dijeron autoridades de la NASA.

La nave espacial, conocida como Phoenix, aterrizó a las 16:53 hora del Pacífico (23:53 GMT) después de atravesar la delgada atmósfera del planeta, en la primera ocasión en que una nave espacial aterriza con éxito en una de las regiones polares del planeta.

Atraída por la gravedad de Marte, la Phoenix se desplazaba a 20,400 kilómetros por hora antes de entrar en la atmósfera, lo que frenó a la nave como para que pudiera soltar un paracaídas y activar cohetes propulsores que le permitieron flotar delicadamente hasta el suelo.

"¡Bajó, bajó!", gritó un controlador de vuelo de la NASA, mirando las señales de Marte que mostraban que la Phoenix había aterrizado.

Los controladores del vuelo debieron luchar con sus propios nervios cuando la Phoenix ponía fin a su viaje tras surcar el espacio durante 10 meses y recorrer 423 millones de millas. En 14 minutos, la sonda se transformó de nave interplanetaria en una estación espacial.

"La gente estaba realmente incómoda", dijo Doug McCuistion, director del Programa de Exploración Marte en el laboratorio de propulsión de Pasadena, quien supervisa la misión.

En el 2002, los científicos hallaron que las regiones polares de Marte tienen vastos reservorios de agua congelada debajo de una capa de suelo.

La Phoenix fue lanzada el 4 de agosto del 2007 para tomar muestras de agua y determinar si están presentes las condiciones y los elementos necesarios para la vida.

En 1999 la NASA había intentado un aterrizaje en el polo sur de Marte, pero un problema durante los últimos minutos del descenso puso fin a la misión.

La agencia espacial estadounidense canceló su siguiente misión similar pero pudo enviar con éxito dos vehículos, Spirit y Opportunity, a la región ecuatorial del planeta, para buscar señales de la existencia de agua en la superficie en el pasado.

La Phoenix fue creada a partir de distintas partes de la misión que fracasó en su aterrizaje en el polo y de una sonda cuyo misión fue archivada. A diferencia de los vehículos, la Phoenix no rebotó contra la superficie del planeta con "airbags", que no son adecuadas para naves grandes.

En cambio, como las sondas Viking de la década de 1970, Phoenix utilizó propulsores jet para bajar sobre la superficie y desplegó "piernas metálicas" para aterrizar.

"No habíamos aterrizado con éxito sobre 'piernas' y con cohetes propulsores en 32 años", dijo Weiler. "Cuando enviemos seres humanos allí, hombres y mujeres, van a aterrizar de esa manera, así que es importante mostrar que aún sabemos cómo hacerlo", agregó.

Ahora ve
No te pierdas