'Napo' amenaza a la industria minera

El dirigente sindical amaga con más paros laborales si el gobierno no reconoce su reelección; el 31 de mayo vence su periodo actual y comenzaría su nuevo ciclo. El suspenso ronda al sector.
El líder sindical no regresará a México hasta que se resuelv
Enrique Duarte Rionda
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El sindicato minero mexicano, liderado por Napoleón Gómez Urrutia, podría realizar más paros laborales y huelgas a partir del próximo 31 de mayo, si el gobierno de Felipe Calderón no lo reconoce como el dirigente legítimo al frente de los trabajadores del sector.

A finales de este mes termina formalmente el liderazgo de Gómez Urrutia al frente del sindicato, aunque recientemente el gremio celebró una controvertida asamblea donde lo reeligió para que permanezca en su cargo hasta el 2014.

Tanto el gobierno federal como disidentes del propio sindicato, han cuestionado la validez de esa reelección, y las autoridades laborales se han negado hasta ahora a “tomar nota” de la asamblea sindical y sus resultados.

Como una medida de presión, el ala del sindicato minero que apoya a Napoleón Gómez realizó un paro este lunes, y amenazó con estallar acciones similares a partir de junio si el gobierno no reconoce a su líder.

En el paro de ayer participaron unos 19,500 trabajadores y afectaron parcialmente operaciones de empresas como AHMSA y Peñoles, de acuerdo con la cámara minera, el organismo empresarial que aglutina a las firmas del sector y que ha calificado de “ilegales” los llamados a suspender labores.

La cámara dijo que durante los años comprendidos entre 2000 y 2008 se han realizado más de 200 paros ilegales y huelgas, equivalentes a unas 15 millones de horas hombre.

La Secretaría del Trabajo, por su parte, también calificó el paro del lunes como “ilegal”, ya que su motivo no obedecía a conflictos obrero-patronales, sino que tenía un transfondo político.

El secretario del Trabajo, Javier Lozano, ha dicho que la dependencia analizará en los siguientes dos meses si reconoce o no a Napoleón Gómez como el líder oficial de los mineros, aunque ha dejado entrever que ese reconocimiento es improbable.

Lozano advirtió que las normas vigentes prohíben reconocer como líder sindical a una persona que tenga algún conflicto penal u órdenes de aprehensión en su contra. En este caso, Napoleón está acusado del desvío de 55 millones de dólares que son propiedad del sindicato, y actualmente reside en Canadá.

El líder sindical, que niega cualquier malversación de recursos, ha dicho que no regresará a México hasta que se logren echar atrás las acusaciones que lo implican en el presunto fraude.

La industria minera aporta el 1.7% al Producto Interno Bruto (PIB) de la economía del país; tiene un programa de inversión al 2012 mayor a 15,000 millones de dólares.

Urrutia, que ‘heredó’ la secretaría general del sindicato minero de su propio padre, ha advertido que los trabajadores afines a su causa están dispuestos a continuar con los paros laborales en caso de que no haya una respuesta positiva a lo que plantea el gremio minero.

Ahora ve
No te pierdas