500 detenidos por protestas en Chile

Estudiantes chocaron contra la Policía al manifestarse en contra de una reforma a la ley educat los alumnos fueron reprimidos con bombas lacrimógenas y chorros de agua.
Los jóvenes exigen al gobierno que les proporcione una educa
SANTIAGO (CNN) -

Choques entre estudiantes y la policía en Chile dejaron el miércoles al menos unos 500 alumnos detenidos, quienes salieron a las calles a protestar disconformes con un proyecto de reforma a la ley de educación.

En la capital, los incidentes se desataron luego de que estudiantes de liceos y universidades intentaron ocupar la Alameda, la principal avenida de Santiago donde se encuentra el Ministerio de Educación, y fueron reprimidos por la policía con carros lanza agua y bombas lacrimógenas.

Al igual que hace dos años, cuando masivas protestas obligaron al Gobierno a crear una comisión para elaborar un proyecto de reforma educativa que hoy se discute en el Congreso, los estudiantes se volcaron a las calles y sin temor a la represión policial.

Ahora, demandan una mayor participación en las discusiones del proyecto de ley, en el que consideran no fueron escuchadas todas sus propuestas, así como un cambio más radical en el financiamiento prestado a establecimientos educacionales y universidades.

"Las movilizaciones obedecen a (que queremos) una intervención clara del Estado para una educación de calidad", dijo Nicolás Manríquez, dirigente del Liceo Aplicación, al explicar que exigen que el Gobierno asuma un papel más activo en la administración de los establecimientos educativos.

Los estudiantes exigen que los colegios públicos ya no sean administrados desde los municipios, ni a través del actual sistema de subvenciones entre el Estado y privados, algo que no fue acogido en el proyecto de ley enviado al Congreso.

En el Gobierno aseguraron que no entendían las razones de los estudiantes para protestar.

"Esperamos cooperación, colaboración, apoyo, pero no confrontación y rebeldía contra una ley que nació de lo que ellos querían", dijo a periodistas Mónica Jiménez, ministra de Educación.

Excesiva fuerza policial

Los escolares y universitarios denunciaron la dureza con la que ha actuado la policía para disolver las manifestaciones en la capital, en las cuales al menos un estudiante, un civil y un policía resultaron heridos, con una cifra que superaba los 250 detenidos.

Las manifestaciones ocurrieron en el mismo día en que Amnistía Internacional divulgó su último informe anual, en el cual puso la voz de alerta sobre la excesiva fuerza que utiliza la policía chilena para disolver manifestaciones.

"La respuesta a esa observación es que el Gobierno de Chile va a preservar el orden público como una conquista de la democracia. El desorden público es lo peor que le puede hacer a la democracia", dijo Francisco Vidal, portavoz del Gobierno al referirse a los comentarios de Amnistía.

En la jornada de protestas, imágenes de televisión mostraron como un anciano que no participaba en la protesta fue cubierto totalmente por el polvo de una bomba lacrimógena que lanzó un vehículo policial.

"Se tomaron todas las medidas preventivas y frente a este escenario (marcha no autorizada por la Alameda) nos vimos en la obligación de proceder y disolver y realizar detenciones de carácter preventivo", dijo al canal estatal TVN Jorge Fernández, prefecto de fuerzas especiales de la policía.

Otras regiones del país también fueron escenario de protestas de estudiantes y enfrentamientos con la policía.

En las norteñas ciudades de Iquique y Antofagasta la policía detuvo a unos 300 estudiantes, según medios locales.

En la costera ciudad de Viña del Mar, a unos 120 kilómetros al noroeste de la capital chilena, una veintena de estudiantes universitarios intentaron tomarse las dependencias de la Secretaría Ministerial de Educación, pero la policía impidió esa acción, con un total de 15 detenidos.

Ahora ve
No te pierdas