Nepal decide abolición de monarquía

Partidos políticos votaron por quitar la monarquía hindú de 239 años en el Himalaya; piden al rey Gyanendra que desalojé el palacio real en dos semanas o lo sacarán a la fuerza.
KATMANDU (CNN) -

Partidos políticos en Nepal votaron el miércoles la abolición de la monarquía del reinado en el Himalaya, una demanda clave de los maoístas luego de que pusieron fin a una guerra de 10 años contra el Gobierno.

Delegados reunidos en una asamblea especial decidieron la abolición de la monarquía hindú de 239 años con 560 votos a favor frente a sólo cuatro en contra.

Horas antes, supuestos seguidores de la monarquía lanzaron tres bombas pequeñas de fabricación casera en la capital de Nepal, dejando a una persona herida.

El Gobierno pidió al impopular rey Gyanendra que desalojara el palacio real, una pagoda de techo rosa situada en la capital Katmandú, dentro de dos semanas o lo sacará a la fuerza.

Gyuanendra ha hecho pocos comentarios sobre sus planes futuros, aunque ha afirmado que quiere permanecer en Nepal.

Luego de escuchar el resultado de la votación, miles de personas bailaron en las calles de Katmandú, muchas de las cuales ondearon banderas de diferentes partidos políticos y corearon "¡bienvenido a la República!".

El Gobierno declaró los próximos dos días de feriado nacional.

"Hoy es el día en el que mis sueños se han hecho realidad, así como tal vez también se han realizado sueños similares en toda la nación", dijo el primer ministro, Girija Prasad Koirala, en un discurso en la asamblea.

Activistas del grupo militante Ranabir Sena, que está a favor de la monarquía, lanzaron panfletos en el lugar donde se registró una de las explosiones el miércoles a través de los cuales demandaron el mantenimiento de un reinado hindú en Nepal, dijo la Policía.

Dos bombas explotaron a sólo pocos metros de la fuertemente custodiada sede de la asamblea, mientras que otra fue lanzada en un parque de la ciudad.

"¡Abajo la monarquía!"

Durante todo el día, miles de nepalíes se reunieron en lugares históricos de Katmandú y cerca de la sede de la asamblea, rodeados de policías antimotines, para celebrar el fin de la monarquía vista por muchos de sus habitantes como irreal.

"Vamos a celebrar el nacimiento de una república con una gran fiesta", sonaba desde un altavoz en el techo de un taxi.

Miles de maoístas, ahora miembros del mayor partido político de la asamblea tras sumarse al sistema establecido, marcharon en la capital llevando martillos y banderas y agitando sus puños en el aire mientras gritaban "¡Abajo la monarquía!".

Ha sido un dramático ocaso y una caída para un rey que alguna vez fue servido por miles de criados. Muchos nepalíes reverenciaron la monarquía en Nepal, donde la mayoría es hindú, como una encarnación de Vishnu, el dios hindú de la protección.

Ahora su imagen fue retirada de los billetes y se le pidió que pague sus propias boletas de electricidad.

"Al rey le darán 15 días para dejar el palacio y el palacio se transformará en un museo histórico luego de que parta", dijo el Ministro de Paz y Reconstrucción, Ram Chandra Poudel.

Pese a que algunos partidarios de la monarquía podrían oponerse a la medida, no tienen poder mayoritario frente los grupos políticos principales y los ex rebeldes maoístas, quienes emergieron como el mayor partido en las elecciones para la asamblea de 601 miembros.

"Esta es la victoria del pueblo", dijo Kamal Dahal, un ex guerrillero maoísta de 22 años.

Masare en palacio

Los nepalíes sostienen que gran parte de la mística de la familia real fue destruido por una masacre en el palacio en el 2001, cuando el popular rey Birendra y otros ochos miembros de la familia real fueron baleados y asesinados por un príncipe de la corona, que luego se suicidó.

La imagen real fue aún más desprestigiada luego de que Gyanendra despidiera al Gobierno y asumiera poderes absolutos en el 2005, sólo para ser humillado por semanas de protestas contra la monarquía un año después.

Los partidos políticos y los maoístas dijeron que un nuevo presidente ocuparía el lugar del rey como cabeza de estado tras el fin del sistema monárquico.

El director de la misión de Naciones Unidas advirtió el martes que Nepal aún enfrenta muchos desafíos, incluyendo la violencia política y un ejército maoísta de miles que aún debe ser completamente desmovilizado.

"La elección de la Asamblea Constituyente fue un hito, un gran logro en este proceso (de paz), pero no representa el fin del proceso", dijo Ian Martin a periodistas.

Sin embargo, los habitantes en las calles de Katmandú se mostraron felices y concentrados en el presente.

"Creo que es bueno que el rey se esté yendo", dijo el conductor de un taxi, Niranjan Shrestha, de 36 años.

"No hizo nada por el pueblo a excepción de amasar dinero para él y su familia", agregó.

Ahora ve
No te pierdas