Otro ataque de tiburón en Zihuatanejo

En lo que va del mes, tres surfistas han sido atacadas por los escualos, dos de ellos murieron; extraña a expertos el hecho, pues sólo se dan cuatro ataques fatales en todo el mundo cada año.
ZIHUATANEJO, México (AP) -

Hasta hace un mes, nadie podía recordar un ataque de tiburón a lo largo de esta franja de la costa mexicana del Pacífico, popular entre surfistas y la élite de Hollywood. Muchos de estos grandes animales son presa de los pescadores locales.

Así que cuando varios tiburones atacaron a tres surfistas en la zona en menos de un mes, dos fatalmente, pareció algo inconcebible.

El ataque más reciente ocurrió el sábado, cuando un tiburón mordió el brazo de Bruce Grimes, un estadounidense que opera una tienda para surfistas en Zihuatanejo.


Grimes y varias personas más estaban surfeando en aguas agitadas y oscuras cuando sintió que algo hizo que su tabla se elevara.

Logró dar unas cinco brazadas antes de que sintiera cómo una fila de dientes se clavaban en su brazo. ''¡Tiburón!'', gritó, mientras lograba soltarse del escualo. Logró llegar a la playa con sólo algunas heridas.

''No tuve tiempo para el pánico'', afirmó el surfista de 49 años. ''Pensé: 'No quiero morir. No quiero perder el brazo'''.

Poco después, el nativo de la Florida se enteró que un surfista local había muerto por un ataque de tiburón en una playa vecina, justo el día anterior.

Menos de un mes antes de eso, un visitante de San Francisco murió mientras surfeaba en otra playa cercana.

Pocos ataques fatales

Antes de estos ataques, no se había escuchado de ninguno en este lugar. George Burgess, especialista de la Universidad de Florida, estuvo en el área el miércoles entrevistando a testigos, revisando reportes de autopsia y visitando las playas para tratar de averiguar por qué los tiburones se han puesto tan agresivos de repente.

En su informe International Shark Attack File (Registro Internacional de Ataques de Tiburón), Burgess ha detectado un promedio de sólo cuatro ataques fatales en todo el mundo cada año.

Este año, sólo se ha registrado otro ataque letal de tiburón fuera de México: el de un triatleta de 66 años fallecido en Solana Beach, California.

Los ataques en los alrededores de Zihuatanejo han desconcertado a los expertos y, para alarma de los negocios locales, están ahuyentando a los turistas.

Después de la primera fatalidad, las autoridades entraron en pánico y colocaron líneas de anzuelos cebados frente a la costa para matar decenas de tiburones, atrayendo la crítica internacional. Planean reunirse el jueves y pedirle asesoría a Burgess.

El biólogo marino Chris Lowe, quien dirige el laboratorio de tiburones en la Universidad Estatal de California en Long Beach, afirma que es poco lo que las autoridades pueden hacer, más allá de pedirle simplemente a las personas que no naden en aguas profundas y de estudiar por qué los tiburones se han vuelto tan agresivos de repente. La pesca de los escualos normalmente no ayuda, dijo.

Lowe dijo también que las autoridades deben mantener los ataques en su justa perspectiva.

''Las personas tienen muchas más probabilidades de morir por envenenamiento de alimentos al viajar a México que de ser atacados por un tiburón'', afirmó.

''Es mucho más peligroso manejar hasta la playa que meterse al agua''.

Ahora ve
No te pierdas