Myanmar echa a damnificados de refugios

La junta militar comenzó a desalojar a los sobrevivientes del ciclón Nargis de los albergues; argumentó que no es rentable que los refugiados dependan de las donaciones.
KYAUKTAN (CNN) -

La junta militar que gobierna Myanmar comenzó el viernes a echar a la calle a familias desamparadas que estaban albergadas en refugios gubernamentales tras el paso del ciclo Nargis, aparentemente por temor a que los asentamientos se tornen permanentes.

"Es mejor que se vayan a sus casas, donde estarán más estables", dijo un funcionario del Gobierno en un campamento donde le ordenaron a la gente que abandonará el lugar antes de las 16:00 hora local (0930 GMT).

"Aquí se apoyan en las donaciones y eso no es estable", añadió.

Residentes locales y trabajadores sanitarios dijeron que 39 campamentos vecinos a Kyauktan, 30 kilómetros al sur de Rangún, estaban siendo evacuados como parte de un plan general de desalojo.

"Sabíamos que en algún momento teníamos que irnos, pero esperábamos más apoyo", dijo Kyaw Moe Thu, un conductor de "rickshaws" de 21 años, mientras dejaba el campamento con sus cinco hermanos y hermanas, la más pequeña de sólo dos años y medio.

La familia de Kyaw recibió 20 cañas de bambú y algunas lonas para ayudarles a reconstruir su vida en el delta del Irrawaddy, donde 134,000 personas resultaron muertas o desaparecidas tras el paso del Nargis, el 2 de mayo.

"En este momento estamos decepcionados", confesó.

Cuatro semanas después del desastre, Naciones Unidas dijo que menos de la mitad de los 2.4 millones de personas afectadas por el ciclón ha recibido ayuda, ya sea del Gobierno o de grupos de asistencia humanitaria.

Desde la ONU, que tiene trabajadores locales y extranjeros en el delta, surgieron críticas cuando se conoció la información de los desalojos.

"Realmente no apoyamos un regreso prematuro a donde no hay servicios, y cualquier movimiento forzado o por coerción es completamente inaceptable", dijo Amanda Pitt, portavoz de la ONU, desde Bangkok.

Ahora ve
No te pierdas