Carrera demócrata llega a la recta final

Barack Obama se perfila como el vencedor luego de cinco meses de votaciones y 16 meses de campa los últimos votos se contará la noche del martes en y seguramente el asegurará su nominación.
Inicia la carrera por la vicepresidencia demócrata y quieren

El final está cerca. Probablemente.

Tras cinco meses de votaciones, 16 meses de campañas y más sorpresas, reveses y recuperaciones de los que cualquier carrera política de Estados Unidos merece, el reñido duelo por obtener la nominación demócrata a la presidencia podría estar llegando a sus días finales.

Quedando tres pequeñas primarias, Barack Obama logró el liderazgo en unos cuantos delegados para vencer a su rival Hillary Clinton y asegurar el derecho a enfrentar al republicano John McCain en las elecciones presidenciales de noviembre.

Cuando los últimos votos sean contabilizados la noche del martes en Montana y Dakota del Sur, Obama o bien tendrá la cantidad justa de delegados para asegurar su nominación en la convención de agosto o le faltarán sólo unos pocos.

Si le faltan delegados para asegurar la nominación, una oleada de respaldos por parte de algunos de los casi 200 superdelegados no comprometidos, líderes del partido que pueden apoyar a cualquier candidato, lo pondrían fácilmente en la cima y probablemente dejarían de lado a Clinton.

"Después del 3 de junio, van a ver a una ola de superdelegados comenzando a ir en la dirección de Obama", dijo el asesor demócrata Chris Kofinis, un asistente del ex senador de Estados Unidos John Edwards durante su precandidatura presidencial de este año.

"Y cuando el senador Obama alcance el número mágico, cuando sea que eso ocurra, la senadora Clinton va a hacer lo que cualquier demócrata haría, reconocer que él es el nominado demócrata y ayudar a unificar el partido para vencer a John McCain en noviembre", agregó.

Durante semanas, Clinton ha ignorado los llamados para que se retire de la carrera antes de que las votaciones concluyan en su reñida batalla por la nominación demócrata.

También ha pedido un acuerdo que permita que los delegados de las disputadas primarias en Florida y Michigan acudan a la convención.

Clinton todavía dice que los superdelegados deberían considerar su argumento de que ella sería una candidata más fuerte contra McCain en noviembre que Obama.

Las últimas tres votaciones son en Puerto Rico el domingo, y Montana y Dakota del Sur el martes. Un comité del partido intentará resolver la disputa de Florida y Michigan el sábado.

Ahora ve
No te pierdas