PRI prepara agenda para extraordinario

Se plantea modificar el informe presidencial para abrir debate entre el Ejecutivo y Congreso; también incluye las reformas a leyes secundarias en materia electoral y la reforma educativa.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El PRI en el Senado alista su agenda para el próximo periodo extraordinario de sesiones, en donde se prevé la modificación al informe presidencial pero incluyendo la modalidad de la pregunta parlamentaria y la comparecencia del mandatario.

El coordinador del PRI y presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Manlio Fabio Beltrones, informó que la agenda incluye las reformas a leyes secundarias en materia electoral y la reforma educativa.

En la agenda priísta se proyecta aprobar las leyes secundarias en materia electoral que regirán la contienda de 2009, y se discutirán las reformas al formato del informe presidencial.

El PRI no está conforme con hacer una simple modificación que sólo cambie el verbo "asistirá" por "entregará", para reformar el Artículo 69 constitucional y el Artículo 7 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, apuntó.

Beltrones indicó que se impulsa una reforma integral en la cual el Ejecutivo rinda cuentas a la nación y al Legislativo, y de esa manera se fortalezca el equilibrio de poderes.

Para ello propondrá un conjunto de reformas que alcanzaron alto consenso en los trabajos para la reforma del Estado, consoliden tanto al Legislativo como al Ejecutivo y establezcan una relación de mayor transparencia y claridad en la rendición de cuentas.

Se plantea la presentación del informe presidencial por escrito al Congreso de la Unión, para que transcurridos 20 días el titular del Ejecutivo Federal comparezca, de así requerirlo alguna de las cámaras, para recibir y escuchar las observaciones de los diversos grupos parlamentarios.

Las cámaras tendrían la facultad de citar a comparecer a otros funcionarios del Ejecutivo federal.

Dentro de la misma reforma al formato presidencial los legisladores del PRI consideran temas como la llamada pregunta parlamentaria, que provee obligatoriedad del Ejecutivo federal para atender solicitudes de información por escrito de los integrantes del Congreso.

Se trata de ordenar las interrogantes a las que, previa cita, funcionarios del gobierno federal deban responder bajo protesta de decir verdad para que se dirijan los debates de manera productiva.

También se propondrá la iniciativa preferente, en la que la Mesa Directiva de cada cámara tendrá la facultad para declarar como tales aquellas leyes que le sean solicitadas por el Ejecutivo federal, hasta un máximo de dos por periodo legislativo, las cuales deberán ser dictaminadas en el mismo ejercicio en que ingresen.

El senador Beltrones aclaró que propondrá que las giras internacionales menores a siete días podría hacerlas el Presidente de la República sin necesidad de pedir permiso al Congreso; "que se vaya y que después nos informe de resultados, hay que actualizar lo obsoleto."

Además planteará la iniciativa popular, mediante la cual un número determinado del Padrón Electoral podrá presentar proyectos de ley ante el Congreso de la Unión, y no sean solamente los diputados, senadores y el presidente quienes tengan esa facultad.

Los senadores priístas se proponen también legislar para otorgar al Ejecutivo el veto al presupuesto y quitar al Presidente de la República el veto de bolsillo.

Ello con el propósito de cancelarle el privilegio de no darle legalidad a un decreto por el simple hecho de no publicarlo, lo que genera en ocasiones la inmovilización gubernamental.

Ahora ve
No te pierdas