Asesinan a alcalde en Michoacán

Marcelo Ibarra recibió un disparo en la cabeza mientras conducía a su casa en Villa Madero; la esposa y los hijos del funcionario, que viajaban con él al momento del atentado, salieron il
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Presuntos sicarios de la droga asesinaron a un alcalde cuando regresaba con su familia de tomar un día de descanso, dijeron el lunes autoridades.

Hombres armados emboscaron el domingo en la noche el automóvil del alcalde Marcelo Ibarra y le dispararon en la cabeza mientras conducía en una carretera rumbo a su casa en Villa Madero, en el estado de Michoacán, clave en la guerra antidrogas del gobierno.

"Creemos que esto tiene que ver con los grupos ligados al narcotráfico, lo estaban siguiendo", dijo una portavoz de la fiscalía estatal. Agregó que la esposa de Ibarra y sus dos hijos resultaron ilesos.

La policía rechazó comentar sobre los posibles motivos del crimen contra el alcalde.

En Michoacán, donde se esconden laboratorios de metanfetaminas y pistas clandestinas para llevar cocaína en aviones a Estados Unidos, iniciaron en diciembre del 2006 los operativos antidrogas que lanzó el presidente Felipe Calderón pocos días después de asumir.

El estado se ha convertido en un campo de batalla entre aliados de cártel del Golfo y traficantes del estado de Sinaloa, en el Pacífico, de donde es el capo mexicano más buscado, Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Por otro lado, la policía encontró tres cuerpos el lunes en la fronteriza Ciudad Juárez, dos de los cuales habían sido decapitados.

Los cadáveres fueron abandonados junto a mensajes de amenaza contra la policía, informó la fiscalía de estado de Chihuahua.

En lo que va del año murieron cerca de 1,400 personas en homicidios vinculados con el narcotráfico, un aumento de 47% con respecto al mismo periodo del año pasado, según cifras de la fiscalía. En todo el 2007 murieron 2,500 personas.

El mes pasado fueron asesinados varios jefes policiales, entre ellos un alto mando de la policía federal clave en el combate contra traficantes.

En medio del incremento de la violencia, un 53% de los mexicanos cree que los sicarios de la droga van ganando la guerra al gobierno de Calderón, de acuerdo a un sondeo publicado el domingo.

Ahora ve
No te pierdas