Obama y Clinton, en la recta final

Barack señaló que él y la senadora estarán trabajando juntos en noviembre por la presidencia de Hillary dijo a sus seguidores en un correo: Mañana se contarán votos finales, hoy sigamos lucha
WASHINGTON (CNN) -

Barack Obama y Hillary Clinton se acercaron el lunes a la línea de meta en su dramático duelo por la candidatura presidencial demócrata, con el senador listo para reclamar la nominación mientras su colega enfrenta el posible final de su campaña.

Haciendo campaña antes de las últimas votaciones primarias en Montana y Dakota del Sur, Obama prometió unificar al partido para las elecciones de noviembre contra el republicano John McCain y dijo que él y Clinton serían capaces de unirse.

"La senadora Clinton ha llevado a cabo una destacada carrera, ella es una destacada servidora pública, y ambos estaremos trabajando juntos en noviembre", declaró Obama, senador por Illinois, durante una escala de su campaña en Troy, Michigan.

Clinton hizo una visita de final de campaña a Dakota del Sur antes de regresar el martes a Nueva York para un mitin que podría marcar su despedida de una carrera donde entró como fuerte favorita, pero en la que ahora casi no tiene oportunidad de ganar.

A Obama le faltan unos 40 delegados de los 2,118 necesarios para asegurarse la victoria, y podría alcanzar ese número rápidamente con la ayuda de algunos de los aproximadamente 180 superdelegados no comprometidos -funcionarios del partido que pueden apoyar a cualquier candidato.

Se prevé que esos superdelegados comiencen a anunciar sus preferencias una vez que concluyan las votaciones en Montana y Dakota del Sur, donde se disputarán un total de 31 delegados.

En un correo electrónico para recaudar fondos, Clinton sonó como una candidata contando las horas que le restan.

"Estoy tan orgullosa del viaje que hemos realizado juntos, y de todo los que hemos conseguido durante el camino. Mañana en la noche, contaremos los votos finales. Hoy, sigamos luchando", escribió Clinton.

La campaña de Clinton tiene una deuda de al menos 20 millones de dólares, incluyendo más de 11 millones de dólares que ella pidió prestados personalmente.

La aspirante consiguió el domingo una fácil victoria contra Obama en las primarias de Puerto Rico, dándole combustible a su argumento de que ella es el mejor adversario demócrata ante el republicano John McCain.

La senadora por Nueva York también sostiene el argumento debatible de que ha conseguido más votos populares que Obama en la carrera de cinco meses por la nominación demócrata, y ha dicho que los superdelegados comprometidos con Obama aún podrían cambiar de opinión y ofrecerle su apoyo.

Obama consiguió otros cinco superdelegados el lunes y Clinton dos, pero la veloz llegada de apoyo podría acelerarse drásticamente para el miércoles.

"Algo que tienen los superdelegados es que pueden cambiar de opinión", recordó Clinton a periodistas en su avión de campaña.

Las cifras de votación popular que Clinton usa para apoyar su reivindicación incluyen los totales de votos de Michigan, en donde el nombre de Obama no estuvo en la votación, y de Florida, donde ningún candidato realizó campaña.

También deja afuera a los estados ganados por Obama que utilizaron el sistema de caucus, en el que no se cuentan los votos individuales.

En cualquier caso, el voto popular no cuenta en el proceso de nominación. Lo que cuenta son los delegados en la convención nacional y Obama aventaja a Clinton tanto en delegados elegidos como en superdelegados.

Ahora ve
No te pierdas