Gómez Urrutia amaga con paros mineros

El dirigente minero amenazó con más movilizaciones si no se le reconoce como líder del gremio; advirtió que si se retrasa el reconocimiento y se sigue agrediendo al sindicato habrá más accio
Napoleón Gómez Urrutia podría enfrentar nueva denuncia por p
Enrique Duarte Rionda
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El dirigente minero Napoleón Gómez Urrutia amenazó con más movilizaciones a nivel nacional si la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) no lo reconoce como líder del gremio.

“Si vemos que se retrasa, que juega con el tiempo perversamente, y sigue agrediendo al sindicato minero, pues habrá muchas acciones, no nos vamos a dejar”, dijo Gómez Urrutia en una videoconferencia.

Sin embargo, el líder manifestó que están preparados para acudir a los tribunales por la vía del amparo para buscar el reconocimiento de su mandato.

Esto va a depender, dijo, de la decisión que tome la dependencia, pero por lo que ha manifestado el secretario (Javier Lozano), que siempre se expresa  en contra de nuestra organización, en público o privado, va a rechazar la toma de nota, cosa que está fuera de sus responsabilidades.

El 2 de junio pasado la nueva directiva del Sindicato Minero tomó posesión, según lo acordado en la 35 Convención General Ordinaria del gremio.

El pasado 27 de mayo, unos 19,500 trabajadores realizaron un paro de labores a nivel nacional en apoyo a su líder, para que la dependencia lo reconozca como tal.

De acuerdo con  la Cámara Minera, que aglutina a las firmas del sector, del año 2000 a la fecha, se han realizado más de 200 paros ilegales y huelgas, esto equivale a unos 15 millones de horas hombre.

La STPS calificó al paro como ilegal y precisó que analizará si reconoce a Gómez Urrutia como líder oficial del sindicato minero.

Gómez Urrutia, quien recibió el sindicato de manos de su padre, se encuentra actualmente recluido en Canadá y es acusado del desvío de 55 millones de dólares (mdd) que son propiedad del sindicato.

El vocero de la organización, Carlos Pavón, dijo que las empresas del sector armaron este supuesto conflicto monetario para congelar los activos del organismo y así quedarse desprotegidos para no realizar más paros y huelgas.

De esos 55 millones de dólares, unos 30 millones están congelados y el resto se entregó a los trabajadores y sus familias.

“Se entregaron más de 5,000 cheques con 80,000 pesos a los trabajadores para su retiro y los otros ya no se pudieron cobrar”, aseveró Pavón.

Gómez Urrutia acusó a las empresas del sector, específicamente a Grupo México, de manipular las decisiones de la STPS.

Solicitó a las firmas concentrarse en invertir más en la seguridad de sus trabajadores y del medio ambiente.

Ahora ve
No te pierdas