Obama obtiene una histórica nominación

Los candidatos demócratas a la presidencia de EU, Barack y Hillary, elogian sus campañas; Obama reconoció a su contrincante como una mujer que hizo historia, pero ella no aceptó su derr
Obama y su esposa festejan su triunfo en St. Paul, Minnesota
WASHINGTON (Agencias) -

Barack Obama capturó el martes la nominación presidencial demócrata, para convertirse en el primer afroamericano en representar a uno de los grandes partidos de Estados Unidos en la competencia por llegar a la Casa Blanca.

La senadora por Nueva York, Hillary Clinton, la ex primera dama que hace 17 meses entró en la carrera por la nominación como la gran favorita, elogió a Obama y a sus seguidores, pero evitó reconocer la derrota diciendo que consultará a los líderes del partido para definir el futuro.

Obama logró el respaldo necesario de los delegados para obtener la nominación demócrata en la convención que su partido realizará en agosto y superar a la senadora Clinton.

Al menos 20 superdelegados, funcionarios del Partido Demócrata libres de apoyar a cualquier candidato en la convención de agosto, y 10 delegados comprometidos con el ex precandidato John Edwards anunciaron su apoyo a Obama, quien superó a Clinton.

Con los nuevos delegados y superdelegados comprometidos, Obama alcanzó los 2,118 que necesita para enfrentar al republicano John McCain en las elecciones presidenciales de noviembre en las que se definirá al sucesor del actual mandatario estadounidense, George W. Bush.

"Esta noche llegamos al final de una histórica jornada con el inicio de otra", dijo Obama en una celebración de su victoria en St. Paul, Minnesota, donde tendrá lugar la convención republicana en noviembre.

"Esta noche me presento frente a ustedes y digo que seré el nominado demócrata a la presidencia de Estados Unidos", agregó.

Obama, quien ganó 31 estados frente a 19 de Clinton, aprovechó su aparición ganadora para lanzar un llamado a la unidad del partido.

"Hay quienes dicen que estas elecciones primarias nos han dejado más débiles y más divididos. Unámonos en este esfuerzo común para trazar un nuevo rumbo para Estados Unidos", remarcó ante las ovaciones de una muchedumbre que abarrotó un estadio local.

Aunque Clinton no aceptó su derrota y dejó abierta su candidatura, Obama extendió un ramo de olivo a la senadora de Nueva York, a quien reconoció como una mujer que hizo historia por su campaña y por su capacidad de inspirar a millones de personas.

Clinton obtuvo unos 18 millones de votos, a pesar de lo cual no fue capaz de rebasar la ventaja de Obama en la contabilidad de delegados y súper delegados.

"Nuestro país y nuestro partido son mejores gracias a ella", prosiguió Obama. "Soy un mejor candidato por haber tenido el honor de competir con Hillary Rodham Clinton", señaló.

Obama mencionó a los Clinton en seis ocasiones en su mensaje, lo que fue visto como un claro intento de acercamiento a una pareja que sigue siendo popular y que atrae a grandes porciones del electorado blanco de bajos ingresos, hispano y femenil.

Analistas observaron que la decisión de Clinton de mantener abierta su candidatura puede ser una estrategia para presionar a Obama a ofrecer la vicepresidencia, algo a lo que ella se mostró "abierta" en una conversación con legisladores demócratas.

En su mensaje, Obama reiteró el lema de su campaña sobre la urgencia de un cambio en Estados Unidos, además de reiterar su rechazo a la guerra en Irak.

El fin

La victoria de Obama sobre Clinton, proyectada por las cadenas de televisión estadounidenses, marca el trazo final de una de las carreras por la nominación más apretadas y largas en la historia reciente de la política local.

Cinco meses en los que se realizaron 54 primarias y caucus llegaron a su fin el martes con las votaciones de Montana y Dakota del Sur.

Clinton se impuso en la votación de Dakota del Sur, mientras que Obama ganó en Montana, según informaron medios locales.

La senadora por Nueva York, quien de haber ganado se habría convertido en la primera mujer nominada en la historia de Estados Unidos, obtuvo más de 1.900 delegados.

"El senador Obama ha inspirado a muchos estadounidenses a preocuparse por la política y estimuló a muchos más a involucrarse", sostuvo Clinton .

"Como resultado, nuestro partido y nuestra democracia son más fuertes y vibrantes", agregó.

Clinton se mostró comprometida a unificar a los demócratas para las elecciones presidenciales de noviembre contra McCain.

La senadora dijo que consultará a los líderes del partido para definir los pasos a seguir.

"Esta fue una campaña larga. No tomaré decisiones esta noche", remarcó.

Más temprano el martes, la ex primera dama dijo en una teleconferencia con congresistas de Nueva York que está abierta a la posibilidad de ser la compañera de fórmula de Obama, como vicepresidenta.

Un asesor partidista citó a Clinton al responder acerca de la posibilidad de ser la compañera de Gobierno de Obama diciendo: "Estoy abierta a eso".

Un constante flujo de superdelegados anunció su respaldo a Obama durante el día. El ex presidente Jimmy Carter apoyará al senador por Illinois cuando cierren las urnas, dijo el Centro Carter.

El representante James Clyburn, de Carolina del Sur, el tercer demócrata de mayor importancia en la Cámara de Representantes de Estados Unidos y el integrante de raza negra de más alto rango en el Congreso, dio formalmente su respaldo a Obama e instó a otros superdelegados a anunciar sus decisiones.

"Hoy termina el proceso", declaró Clyburn al programa "Today Show" de la cadena NBC. "Creo que ha llegado el momento para que los delegados no comprometidos den a conocer sus decisiones", agregó.

McCain

El aspirante republicano John McCain dijo que llevaría "el tipo de cambio adecuado" a la presidencia de Estados Unidos.

McCain, senador por Arizona, también buscó distanciarse del presidente George W. Bush al prometer una nueva política de energía y un plan para frenar el calentamiento global.

"Es un hombre impresionante, que causa una gran primera impresión", dijo McCain sobre Obama.

"Pero no ha estado dispuesto a hacer llamados fuertes, a desafiar a su partido, a arriesgarse a la crítica de sus partidarios para llevar un cambio real a Washington. Yo lo estoy", agregó.

En tanto, en un discurso en St. Paul, Obama alabó a Clinton por inspirar a millones de votantes y remarcó que él mejoró como candidato como resultado de la competencia contra la senadora.

Aunque mostró sus preocupaciones de que la carrera por la nominación dividiera a parte de los votantes del partido, Obama destacó que este es el momento de que los demócratas se unan para derrotar a McCain.

"Unámonos en un esfuerzo común para darle un nuevo curso a Estados Unidos", sostuvo.

Obama también atacó a McCain, diciendo que es apenas diferente al impopular presidente George W. Bush.

El senador objetó con firmeza la promesa de McCain de mantener la estrategia de Bush en Irak.

"Debemos ser cuidadosos en salir de Irak como lo fuimos al entrar. Pero debemos comenzar a salir. Es tiempo de que los iraquíes tomen la responsabilidad de su futuro", remarcó.

Un grupo de 17 miembros del Senado no comprometidos se reunieron para discutir el momento oportuno para un posible respaldo a Obama.

Ahora ve
No te pierdas