IBM: de las computadoras al arroz

La compañía lanzó un programa para que todos los cibernautas ayuden a encontrar soluciones glob si compartes la potencia de tu procesador contribuyes a acabar con la crisis mundial de aliment
IBM apoya a investigadores de la Universidad de Washington p
Marc Gunther

La próxima vez que dejes encendida tu computadora piensa esto: podrías estar ayudando a los científicos a descubrir nuevas formas para acabar con la crisis mundial de alimentos, encontrar una cura para el cáncer o entender el impacto del cambio climático en África.

¿Cómo? Puedes hacerlo sin donar dinero ni tiempo, solamente compartiendo la potencia del procesador de tu computadora con la red sin ánimo de lucro World Community Grid (Red Comunitaria Mundial), un proyecto organizado por IBM.

Mucha gente -casi 400,000 personas - y muchos ordenadores –más de 1 millón- se han suscrito a la red que hoy equivale a la tercer supercomputadora más potente del mundo.

La World Community Grid inició en el 2004, el mismo año que Facebook, pero piensa en ella como una red social para el bien común.

Hace un par de semanas IBM anunció su último proyecto en red, una iniciativa de un equipo de investigadores de la Universidad de Washington para desarrollar un arroz más nutritivo.

De acuerdo a Ram Samudrala, director del equipo que reúne a 30 especialistas, les habría tomado décadas completar la investigación usando la potencia de procesamiento que tenían disponible. Pero gracias a la Red Comunitaria, los resultados podrán obtenerse en menos de dos años.

El proyecto no pudo ser más oportuno, dado el actual aumento en los precios de alimentos y la escasez mundial de arroz.

“Hay cierto tipo de investigaciones, como estudiar las 60,000 estructuras de proteínas del arroz, que requieren la potencia de una de las más grandes supercomputadoras del mundo” explica Stan Litow, vicepresidente de Relaciones Comunitarias de IBM.

Mientras tanto, otros proyectos están también en camino: temas en torno al cáncer, el cambio climático, el SIDA, medicinas para el dengue y el desciframiento del proteoma humano. Todos los resultados serán, desde luego, del dominio público.

IBM se encarga de organizar la red y proporcionar la experiencia y el hardware y software necesarios para hacerla posible, pero los proyectos son revisados y aprobados por un consejo independiente de científicos.

Según nos dijo Samudrala, su trabajo sería imposible sin los recientes avances en las comunicaciones (Internet de banda ancha), la potencia de los procesadores de las computadoras y la genética.

De hecho, su área recibe el nombre de biología computacional. “En lugar de usar el laboratorio y disecar ranas, usamos herramientas matemáticas para entender los sistemas biológicos” afirma el líder del proyecto.

Originario de la India, el problema del hambre no le es ajeno a este científico, que pudo observar cómo en el norte de su país los niños subsisten con un tazón de arroz al día. Así que las proteínas de este grano, fortificadas con nutrientes, podrían marcar una enorme diferencia en la vida de estos niños.

La importancia del arroz es enorme, siendo la principal fuente de calorías para la mitad de la población mundial.

Si quieres unirte a la red humanitaria, sólo necesitas descargar e instalar un pequeño software (tardas unos 5 minutos). No estarás alimentando a un niño, pero quizá ayudes a alimentar a millones de ellos en el futuro.

Ahora ve
No te pierdas