China niega hackeo a congresistas de EU

El gobierno chino negó las acusaciones de ataques informáticos a computadoras de dos legislador los estadounidenses dijeron que su información de derechos humanos fue intervenida desde China.
PEKÍN (CNN) -

Pekín negó el jueves acusaciones de dos congresistas estadounidenses que aseguraron que los computadores de su oficina fueron pirateados informáticamente desde China y dijo que eran alarmistas e infundadas.

El estadounidense Frank Wolf, un republicano que representa al estado de Virginia, dijo que las computadoras de su despacho fueron interceptadas en agosto del 2006 y que el FBI y otras autoridades le habían indicado que la fuente de los ataques estaba en China.

Mientras que el legislador republicano Christopher Smith, quien forma parte de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, denunció que su computador también fue pirateado informáticamente desde China.

Frente a las acusaciones realizadas el miércoles, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China Qin Gang lanzó una pregunta: "¿Hay alguna prueba?".

"China todavía es un país en vías de desarrollo. ¿Significa eso que ya tenemos ese tipo de tecnología de alta calidad? Personalmente no lo creo", agregó en una conferencia de prensa.

Wolf dijo que los computadores que fueron pirateados contenían información delicada sobre los derechos humanos en China, mientras que Smith, un republicano que representa al estado de Nueva Jersey, afirmó que él tenía "todas las razones para creer" que el Gobierno chino es el culpable.

Pero Qin replicó que "le gustaría recomendar a algunos en Estados Unidos que no sean demasiado recelosos y no hagan comentarios sensacionalistas todo el tiempo".

"En cambio, deberían hacer más cosas que ayuden a fortalecer la amistad y el entendimiento entre China y Estados Unidos", añadió.

Profunda preocupación

Los dos congresistas estadounidenses que se dedican a asuntos de derechos humanos denunciaron en una conferencia de prensa el miércoles que también las computadoras de otros miembros de la Cámara de Representantes y al menos de una comisión más fueron "hackeadas".

En el caso de Smith, ha apoyado iniciativas legislativas que prohibirían a empresas estadounidenses cooperar con gobiernos que restrinjan la información sobre derechos humanos y democracia en Internet.

Wolf presentó una resolución instando a las autoridades a tomar medidas para aumentar la conciencia sobre este problema y asegurar que los legisladores sean adecuadamente informados de cómo proteger sus equipos informáticos. También pidió una sesión en el Congreso sobre los ataques.

Los legisladores, advirtió, son vulnerables en sus viajes al extranjero, cuando sus computadores, blackberrys y teléfonos móviles se exponen a ser pinchados o robados en busca de información.

"Mi profunda preocupación sobre la seguridad e integridad de esta institución me ha llevado a hablar sobre la amenaza que suponen las ciberintromisiones desde China y otros países no sólo para el Congreso, sino para todo el Gobierno estadounidense, incluyendo nuestro sector militar y privado", afirmó Wolf en un comunicado.

Wolf añadió que algunos funcionarios habían intentado disuadirle de hacer pública la información y seguir adelante con la resolución, pero él repuso que era el momento de actuar.

"Creo que es un asunto importante y creo que el Congreso tiene que afrontarlo", afirmó.

Ahora ve
No te pierdas