Los mexicanos se darán menos lujos

Si los alimentos continúan aumentando de precio, los consumidores recortarían otros gastos; algunos granos y cereales han subido más de 120%, en el país la comida subió 9.40% a mayo.
Los consumidores comprarán menos ropa y saldrán menos (Archi  (Foto: )
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los mexicanos podrían dejar de consumir artículos de lujo, utilizar menos  y olvidarse de  algunos gustos como la televisión de paga, uso de celular, compra de prendas de vestir  o salidas a comer o al cine, en los próximos meses, ante el incremento en los precios de los alimentos, coincidieron diversos expertos.

Casi 30% del ingreso de los hogares mexicanos se destina a la compra de alimentos, según la última encuesta de ingreso gasto del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Además, los precios del trigo y otros alimentos básicos han registrado alzas superiores a 120% en el último año.

En México, los precios de los alimentos registraron un aumento anualizado de 9.40%, en mayo destacaron las alzas en aceites y grasas comestibles, vivienda, pollo, arroz, gas doméstico y frijol.

Simplemente en materia de aceites y grasas comestibles, los precios subieron 51.60% a tasa anualizada a mayo, según datos del Banco de México.

“Lo que veríamos (…) es que reduzcamos los mexicanos nuestro gasto en otro tipo de bienes o servicios que no son imprescindibles, pero que sigamos tratando de mantener el consumo de este tipo de alimentos que están subiendo de precio”, dijo en entrevista el  miembro del Comité de Estudios Económicos del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF), Gerardo Cruz.

Agregó que la población podría disminuir también lo que gasta en refrescos.

Al menos hasta el año pasado, México se ubicaba como el segundo consumidor mundial de refresco al tomarse unas 300 millones de cajas al año.

Sin embargo, algunos mexicanos que prefieran no reducir gastos, podrían endeudarse para mantener su nivel de vida, advirtió por separado el catedrático de la Universidad Iberoamericana, José Antonio Cerro.

La inflación golpeará más fuerte a los asalariados, ya que estos no tienen posibilidades de elevar su nivel de ingresos, alertó el experto de la Universidad Panamericana (UP), Mario Cortés.

De acuerdo con el INEGI, del total de los ingresos de los hogares el 64.3% proviene de salarios.

“El problema de la inflación es que (…) crea una sensación de corte psicológico en los consumidores de que las cosas se van a encarecer todavía más”, dijo Cortés.

En el mismo sentido coincidió el director de Mercadotecnia de la consultora Nielsen, Alain Couttolenc, quien consideró que el “pánico” hacia una mayor alza de precios podría llevar al cambio de hábitos de consumo.

Añadió que los consumidores serán más racionales y buscarán productos de mejor calidad y durabilidad.

¿Cómo está la inflación?

La inflación en el país  alcanzó el 4.95% a tasa anual en mayo, debido principalmente al incremento de 9.4% en los precios de alimentos procesados, el nivel más alto en más de tres años después de que en diciembre de 2004 alcanzó el 5.19%.

A la baja se ubicaron las tarifas de energía eléctrica -por el verano- el jitomate y tomate verde.

Los precios de los alimentos, bebidas y tabaco se incrementaron 8.46% a tasa anual en mayo;

Los precios de las prendas de vestir subieron 1.32% a tasa anualizada en mayo y las de productos de cuero y calzado 1.23%

Banxico advirtió que los precios mantienen una tendencia al alza, de acuerdo al índice subyacente, que elimina del cálculo los precios más volátiles como los de frutas y verduras, ya que este indicador subió 0.50% en mayo.

Banco de México prevé que en este segundo trimestre y en el tercero la inflación alcanzará un máximo de 5%.

Ahora ve
No te pierdas