Bush sugiere no retirar tropas de Irak

El mandatario dice a Gran Bretaña considerar las condiciones del terreno antes de tomar decisió Bush y su esposa se reúnen con la reina Isabel en lo que podría ser su última visita oficial.
LONDRES (CNN) -

El mandatario estadounidense, George W. Bush, llegó este domingo a Gran Bretaña para lo que podría ser su última visita oficial como presidente, y exhortó a su cercano aliado a que no retire las tropas de Irak a menos que lo permitan las condiciones en el terreno.

En una entrevista con un diario británico antes del viaje, Bush dijo que si bien Estados Unidos y Gran Bretaña obviamente quieren que sus tropas regresen de Irak a casa pronto, eso debería hacerse "en base al éxito" y no con cronogramas arbitrarios.

Subrayando la forma en la que la cuestión de Irak ha dividido a los británicos, miles de personas protestaron en las afueras del parlamento en el centro de Londres, denunciando a Bush y a la guerra que ya lleva cinco años.

Varios manifestantes sufrieron heridas en choques con la policía y las autoridades dijeron que habían arrestado a 25 personas.

Bush, en la última parada de una gira de despedida por Europa, dijo que los militantes de Al Qaeda habían sido derrotados en Irak.

"Los hemos aplastado en Irak", dijo en una entrevista con Sky News. "Eso no equivale a decir que ya no sean peligrosos o que no quieran volver, pero han sido aplastados".

Bush dijo al diario The Observer que él apreciaba el respaldo británico en Irak y que esperaba que sus tropas permanecieran algún tiempo más.

"Nuestra respuesta es: no debería haber un cronograma definitivo", dijo Bush, agregando que está "agradecido" de que el primer ministro Gordon Brown mantenga un contacto frecuente sobre "lo que él y su Ejército están pensando".

El diario sugirió que Bush había hecho una advertencia a Brown, pero la Casa Blanca desestimó el tono de las declaraciones, señalando que no había desacuerdo alguno entre Estados Unidos y Gran Bretaña sobre el conflicto en Irak.

Portavoces dijeron que un aumento de la presión internacional sobre Irán por su programa nuclear probablemente sea más importante que Irak en sus discusiones.

Ambos acordaron que las reducciones de las tropas serán en base al "progreso en terreno, a los consejos de nuestros ejércitos y no según un cronograma arbitrario", dijo el asesor de Seguridad Nacional de Bush, Stephen Hadley. El asesor habló con la prensa a bordo del avión presidencial Air Force One.

Cerca de 4.200 soldados británicos permanecen aún en Irak, la mayoría destinados en una base en el sur del país.

Gran Bretaña ha señalado que podría retirarlos a todos para finales del 2008, pero con la situación aún inestable en Irak, dicha medida parece improbable.

Sin embargo, la presencia sostenida de Gran Bretaña en Irak es inaceptable para los manifestantes pacifistas y unos dos mil se congregaron en las afueras del parlamento para gritar consignas contra el presidente estadounidense mientras él cenaba con Brown a unos pocos cientos de metros de distancia.

Te con la reina Isabel

Tras arribar a Gran Bretaña, Bush y su esposa Laura se reunieron a tomar el té con la Reina Isabel y recorrieron el Castillo de Windsor, una de sus residencias, de cara a una cena con Brown en la residencia oficial del primer ministro, en el número 10 de Downing Street.

Policías en trajes antidisturbios crearon una zona de separación para permitir que la caravana de automóviles de Bush llegara a Downing Street para la cena.

A lo largo de la ruta grupos de manifestantes cargaban carteles con frases como "Bush Asesino", "Terrorista Número Uno del Mundo" y "Desarmen esta Cabeza Nuclear" junto a una fotografía del mandatario republicano.

Bush y Brown tendrán charlas oficiales el lunes antes de que Bush viaje a Irlanda del Norte, y luego a Washington.

Bush tiene una relación más formal con Brown que con su predecesor, Tony Blair, quien fue un férreo partidario de Washington en Irak. Brown lucha contra bajos índices de aprobación en los sondeos e Irak es un tema conflictivo en el Reino Unido.

Ahora ve
No te pierdas