Calderón prevé elección 2009 competida

El Presidente mantendrá el diálogo más allá de comicios para renovar el Poder Legislativo; advierte a partidos políticos que no negocia la impunidad de nadie a cambio de gobernar.
El presidente Felipe Calderón asegurá que mantendrá el diálo
ZARAGOZA (Notimex) -

El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, afirmó que las próximas elecciones legislativas de 2009 en su país serán "competidas", y que independientemente del resultado mantendrá su actitud de diálogo político.

En entrevista que publicó este domingo el diario español El País con motivo de su visita de Estado a España, del 11 al 14 de junio, el mandatario habló de la situación política de México, así como de las perspectivas de desarrollo económico y social.

Al ser interrogado sobre cómo observa las elecciones federales del próximo año, respondió que serán "competidas" y que "los resultados hablan de las estrategias", en referencia a que "el PRD (opositor Partido de la Revolución Democrática) se ha desplomado en las preferencias electorales en todo el país".

El presidente consideró que "hay posibilidades" de que su formación, el Partido Acción Nacional (PAN), pueda lograr una mayoría absoluta en esos comicios, aunque aclaró que "eso le toca elegir a los electores".

"Pase lo que pase, seguiré siendo un presidente que convoque al diálogo y seguiré impulsando cambios para México, reformas que ni siquiera se habían intentado en más de una década", manifestó.

Al hablar del combate al narcotráfico que ha emprendido su gobierno, Calderón aseguró que "México tiene la estrategia correcta y ganará, por supuesto, esta guerra".

Reconoció que las cifras de agentes policiales muertos en esta lucha "son preocupantes, pero advertí desde el principio de mi mandato a todos los mexicanos que ésta sería una batalla larga".

Señaló que se trata de "un problema que se fue acumulando, anidando, tolerando, durante años, quizá décadas, y que tendría, por desgracia, el costo de pérdida de vidas humanas, como desafortunadamente las hemos tenido".

"El hecho de que hayan perdido la vida policías federales, soldados, policías municipales, es precisamente porque estamos enfrentando el problema; no lo estamos eludiendo, como pudo haber ocurrido en el pasado", reafirmó el presidente mexicano.

Sobre la cooperación de Estados Unidos en este proceso, refirió que "la exigencia de México es que éste es un problema común que de hecho tiene su origen en el consumo del mercado más grande de droga, que es el de Estados Unidos, y que tiene una responsabilidad compartida y tiene que ser enfrentado de manera conjunta".

Indicó que sobre la Iniciativa Mérida, algunos borradores del Congreso estadunidense, en particular del Senado, habían incluido condiciones o elementos inaceptables, "pero ahora, el lunes pasado se aprobó un documento en términos mucho más aceptables. Espero que se sostenga".

Calderón fue interrogado sobre si la falta de mayoría absoluta del PAN en el Congreso mexicano y los acuerdos que ha logrado con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) están relacionados con casos de denuncias contra gobernadores del PRI sin que se haya podido proceder contra ellos.

"Sí busco el acuerdo y busco la coincidencia a favor del interés nacional; pero siendo específico en la respuesta para su pregunta, no negocio la impunidad de nadie a cambio de gobernar", replicó.

Sobre el caso de la periodista Lydia Cacho, expuso que la consideración del gobierno y de la Procuraduría General de la República es que hay la presencia constitutiva de delitos, y se están persiguiendo.

"Por desgracia, no hemos contado con el respaldo del juez ante quien hemos incoado la causa, pero seguiremos trabajando hasta el límite de los recursos legales del gobierno federal para exigir justicia. En el caso de Lydia, a quien aprecio personalmente, y en todos los casos que se planteen ante la justicia federal", acotó.

Calderón habló también de la reforma de Petróleos Mexicanos (PEMEX) que ha propuesto, y señaló que con ello pretende fortalecer a Pemex desde diversos ámbitos: autonomía financiera y de gestión, transparencia, y consejeros independientes, por lo que expresó su esperanza de que la reforma sea aprobadas por el Congreso.

Como parte de su postura en este debate y en otros relacionados con la economía, el mandatario mexicano se definió como un político a favor de la apertura y de la competencia.

"La verdad es que a mí no me parece una contradicción (sus críticas a la falta de apertura de Estados Unidos y su muro fronterizo y a las vez la persistencia de políticas proteccionistas en México).

Al contrario: busco que México sea una economía competitiva, generadora de empleo y soy alguien que impulsa decididamente la competencia y la inversión", sostuvo.

De cara a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, reconoció que son preocupantes las amenazas del candidato demócrata Barack Obama de suspender el Tratado de Libre Comercio para exigir la protección de trabajadores y del medio ambiente en México.

"El neoproteccionismo que impera en los discursos, por lo menos de la política norteamericana, es una seria amenaza, no sólo para países como México, que una buena parte de nuestra economía depende del comercio con Estados Unidos, sino que es una seria amenaza para Estados Unidos mismo", subrayó.

Sobre la situación en América Latina, descartó que el dilema de América Latina sea entre izquierda o derecha, y aseguró que no se considera un político de derechas: "Alguna vez, en alguna entrevista que tuve la fortuna de tener con El País hace más de una década, ya me asumí como un político de centro".

"El dilema en América Latina, no es entonces entre izquierda o derecha, la disputa es entre pasado y futuro, entre el pasado en términos económicos, con economías cerradas, centralizadas, o bien con mercado, competencia e inversión", expuso.

"El pasado en términos políticos son autoritarismos o personalismos, o el futuro, que es democracia y respeto a los derechos humanos", añadió.

Ahora ve
No te pierdas