UE levantaría castigo a Cuba el lunes

Las sanciones impuestas a la isla desde 2003 se levantarían en el marco del Tratado de Lisboa; la UE aboga por aprovechar las pequeñas aperturas promovidas por Raúl Castro.

La Unión Europea podría levantar este lunes las sanciones a Cuba impuestas desde 2003 en una reunión en la que los ministros del Exterior discutirán las posibles alternativas para el Tratado de Lisboa, que Irlanda rechazó el jueves pasado.

Tanto la presidencia de turno europea, a cargo de Eslovenia, como la mayoría de los 27 países miembros abogan por aprovechar el actual momento, en el que la isla experimenta pequeñas aperturas promovidas por el gobierno de Raúl Castro.

Por eso, el borrador de conclusiones preparado para la reunión de este lunes, en Luxemburgo, propone poner fin de forma definitiva a las sanciones diplomáticas impuestas a La Habana como represalia por el encarcelamiento de 75 opositores en la llamada "primavera negra".

Esas sanciones, que obligaban a los gobiernos de la Unión Europea (UE) a restringir sus visitas oficiales a la isla, fueron suspendidas en 2005, pero los países miembros tienen libertad de seguir aplicándolas individualmente.

Si por un lado Cuba condiciona la normalización de sus relaciones con Europa al fin definitivo de esas sanciones, por otro algunos países europeos -sobre todo Reino Unido, Suecia y República Checa- se oponen a cualquier acercamiento con la isla mientras el gobierno no ponga en libertad a los presos políticos.

Sin embargo, una fuente diplomática en Bruselas señaló que la mayoría de los miembros de la UE consideran que la actual liberación de cuatro disidentes y la firma de dos pactos de Naciones Unidas (ONU) sobre derechos humanos es una buena señal de La Habana.

"Hay muchas voces que consideran importante dar un voto de confianza al gobierno de Raúl Castro ahora que él se muestra dispuesto a implementar cambios", explicó la fuente.

Asimismo, un informe elaborado el mes pasado por la misión de la UE en la isla concluyó que el cambio del gobierno "ha abierto una nueva etapa" e "iniciado una dinámica real de cambios" en Cuba.

Además del futuro de sus relaciones con La Habana, la UE también se planteará en la reunión de mañana lunes el futuro de sus propias instituciones, sumergido en la incertidumbre por el referendo irlandés que rechazó el Tratado de Lisboa el pasado jueves.

Los ministros de Exteriores de los 27 fueron exhortados a buscar una solución al problema y empezar a acercar opiniones que sirvan de base para un debate en la próxima cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE, prevista para jueves y viernes en Bruselas.

La primera decisión que deberán tomar es si seguir o no con el proceso de ratificación del Tratado, dado que los parlamento de 18 países miembros ya lo han aprobado.

Ahora ve
No te pierdas