BM advierte contra subsidios a alimentos

El Banco Mundial dijo que el control de precios puede ser contraproducente si está mal aplicado México y otros países han congelado recientemente los costos de varios productos alimenticios.
México anunció el control a los precios de 150 productos ali
OTTAWA (CNN) -

Los países latinoamericanos deberían pensar dos veces antes de imponer amplios controles de precios sobre los alimentos básicos para combatir la creciente inflación de los alimentos, una política que puede ser contraproducente más tarde, dijo el viernes el Banco Mundial.

México es el último país de una lista de naciones que han buscado un alivio para sus ciudadanos por medio de subsidios a los alimentos. El miércoles, México anunció que congelaría los precios sobre unos 150 productos alimenticios.

Brasil, Venezuela, México y otros también subsidian los precios de los combustibles.

Otros en la región han usado distintos mecanismos para ayudar a los más pobres, o están considerando este tipo de medidas ante la escalada de los precios globales de la energía y los alimentos.

"No estamos en contra de los subsidios, pero los subsidios tienen que ser enfocados y efectivos, eficaces y financiables", dijo Pamela Cox, vicepresidenta para América Latina y el Caribe del Banco Mundial.

"Es muy difícil hacer eso con controles de precios generalizados en cualquier economía", dijo a los reporteros durante una visita a Canadá.

Cox dijo que la inflación de los precios de los alimentos era un "tema muy grande" en casi todos los países de la región y que algunos países tendrían dificultades. En general, el Banco Mundial prevé un crecimiento económico de un 4.5% este año en América Latina.

Pero ese crecimiento podría verse amenazado en el largo plazo si los Gobiernos adoptan ahora las políticas antiinflacionarias incorrectas, advirtió.

Algunos tipos de subsidios pueden tornarse demasiado costosos para que los Gobiernos los mantengan, pero pueden ser difíciles de abandonar, incluso cuando se disipe la amenaza de la inflación, y distraen recursos de inversiones muy necesarias como en infraestructura, dijo.

"Si los países están haciendo un intercambio entre los subsidios al consumo de corto plazo ahora contra la inversión necesaria a plazos más largos, nos preocuparía que, si siguen los subsidios y consumen grandes cantidades del presupuesto, podría tener un impacto a un plazo más largo sobre el crecimiento de la región", dijo.

Cox dijo que los Gobiernos deberían apoyarse más en los programas que dan efectivo a los segmentos más pobres de la población, en lugar de usar amplios subsidios a los precios.

Ahora ve
No te pierdas