Gates deja el barco a Ballmer

Con el retiro de Bill Gates de las funciones ejecutivas en Microsoft, Steve Ballmer toma el tim Gates y Ballmer son los dos mayores accionistas de la compañía, con 9% y 4.4%, respectivamente.
Ballmer suplantó a Gates como presidente ejecutivo de la com
SEATTLE (CNN) -

El retiro de Bill Gates de Microsoft el viernes marca el fin de una era para el gigante del software y deja al presidente ejecutivo Steve Ballmer en el centro de la escena, durante uno de los períodos más desafiantes en la historia de la compañía. (Ve nuestro especial de Bill Gates)

La partida de Gates, quien seguirá siendo presidente no ejecutivo del directorio de la compañía, coincide con un aumento de la rivalidad con Google Inc  y otros competidores que usan internet para desplazar el dominio del software de Microsoft.

Dado que Gates se hace a un costado, el peso del futuro de Microsoft recae sobre los hombros de Ballmer.

"Microsoft Corp  tiene que pensar en algunos cambios radicales en la organización para no sólo arreglar su negocio en internet, sino también empezar a innovar en algún otro", sostuvo Sid Parakh, analista de McAdams Wright Ragen.

Reconociendo la amenaza de nuevos rivales en internet, Ballmer, quien suplantó a Gates como presidente ejecutivo de la compañía en el 2000, hizo una de las movidas más audaces en la historia de Microsoft, al ofrecer 47,500 millones de dólares por la adquisición del pionero de internet Yahoo Inc

El fracaso para llegar a un acuerdo ha subrayado los defectos de la compañía en su negocio de Internet y la urgencia con la que necesita actuar porque, de lo contrario, se arriesga a quedar detrás de Google en el creciente y lucrativo mundo de la publicidad de Internet.

Los analistas dicen que Microsoft, que pasó de 30 empleados cuando Ballmer se unió a la compañía, en 1980, a 90,000 en la actualidad, no es lo suficientemente ágil para estar al nivel de sus rivales y que su masiva burocracia ha sofocado las innovaciones.

"Microsoft no ha traído nada mínimamente innovador", sostuvo Andrew Loechl, director de Eagle Harbor Asset Management. "Ha estado comprando firmas por derecha e izquierda durante años, pero no ha conseguido nada internamente", agregó.

Las cosas se complican para Microsoft dado que un nuevo grupo de competidores cambia las reglas tradicionales del juego.

Microsoft construyó su imperio cobrando regalías únicas por licencias de software como Windows y Office, que operan en los discos rígidos locales de las computadoras. Después de unos años, alentaría a los clientes a comprar una versión actualizada del software.

Mientras tanto, sus rivales están prestando programas mediante exploradores de Internet como si fuera un servicio, para los cuales cobran suscripciones mensuales o los ofrecen gratis con publicidades.

¿Cambios por venir?

La compañía cree en un modelo híbrido que combine tanto software como servicios. Es la posición que defiende el hombre que reemplazará a Gates como el jefe de arquitectura de software en Microsoft, Ray Ozzie.

Luego de que salga de Microsoft, Gates se dedicara por tiempo completo a una fundación de caridad, Bill & Melinda Gates Foundation, pero pasará un día a la semana en la compañía, participando en áreas de proyectos especiales como la de búsquedas por Internet.

Rob Helm, director de investigaciones en la firma independiente Directions on Microsoft, dijo que la partida de Gates no significará un gran cambio de dirección para la compañía.

"Bill y Steve están de acuerdo en la estrategia integral de la compañía, especialmente desde el punto de vista de un inversionistas. Se trata de proteger el legado", dijo Helm.

"Tanto Steve como Bill se han concentrado en proteger los dos negocios dominantes (Windows y Office) y de asegurarse que ningún rival gane tracción para competir en esas áreas", agregó.

Gates y Ballmer son los dos mayores accionistas de Microsoft. Gates todavía controla alrededor de un 9% y Ballmer tiene alrededor de un 4.4%.

Microsoft ha restado importancia a la partida de Gates, enfatizando que Ballmer ha tomado las principales decisiones por casi una década, durante la cual Gates tomó un rol más técnico.

Durante el reinado de Ballmer como presidente ejecutivo, la firma logró proteger su dominio de los segmentos de Windows y Office. También ha construido un negocio de servidores de 11,000 millones de dólares e ingresado a la industria de videojuegos con la consola Xbox.

Ballmer ha elevado los ingresos de Microsoft a aproximadamente 67,000 millones de dólares este año, desde los 25,000 millones de dólares del año fiscal 2001. Las utilidades netas casi se triplicarán a 21,000 millones de dólares, según las estimaciones de los analistas.

Ahora ve
No te pierdas