Israel sí negociará con Hezbollah

Con 22 votos, el gabinete israelí aprobó el intercambio de prisioneros para recuperar a 2 solda Goldwasser y Regev fueron llevados al Líbano en una emboscada de Hezbollah el 12 de julio de 20
JERUSALEN (CNN) -

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ganó este domingo la aprobación de su gabinete para un intercambio de prisioneros con Hezbollah para recuperar a dos soldados secuestrados por la guerrilla en 2006, que se cree han muerto.

El secuestro de los reservistas del Ejército Ehud Goldwasser y Eldad Regev en julio del 2006 en una emboscada en la frontera desató la guerra de un mes contra el Líbano.

Olmert, antes de que los ministros de su gobierno votaran 22-3 la aprobación del acuerdo, les dijo que Israel cree que los dos soldados no sobrevivieron a su captura, aseguraron fuentes del gabinete.

Un comunicado oficial de Israel indicó que en el intercambio liberarían cinco hombres armados libaneses y en una próxima etapa un número no determinado de prisioneros palestinos.

Decenas de cuerpos de infiltrados asesinados y los restos de ocho hombres de Hezbollah asesinados en la guerra del 2006 también serían devueltos.

El comunicado no entregó una fecha para el intercambio y no hubo comentario inmediato por parte de Hezbollah.

Al tope de la lista de posibles liberados está Samir Qantar, quien cumple una cadena perpetua por un letal ataque en la frontera en 1979 y quien fue descrito anteriormente por Olmert como la "última ficha de negociación" por el retorno del piloto desaparecido Ron Arad.

Israel también prometió, como parte del acuerdo de intercambio, que entregará información a Naciones Unidas respecto de cuatro diplomáticos iraníes que desaparecieron en Beirut durante la invasión israelí al Líbano en 1982, según el comunicado.

De guerras a negociaciones

Goldwasser y Regev fueron llevados al Líbano durante una emboscada que Hezbollah realizó contra su patrulla fronteriza el 12 de julio del 2006 en la que murieron ocho soldados.

Los restos de sangre y el daño producido por la explosión en el lugar llevaron a funcionarios israelíes a concluir que uno o ambos rehenes no sobrevivieron al ataque. Hezbollah no ha entregado detalles sobre su fortuna.

Olmert descartó inicialmente cualquier negociación por el regreso de los soldados, lanzando una ofensiva de 34 días contra el Líbano. La guerra dejó más de 1.200 personas muertas en el Líbano, así como 157 israelíes.

En Beirut, una fuente política libanesa dijo que el acuerdo podría hacerse efectivo "dentro de unos pocos días".

Invocando un precepto militar que indica que los soldados deben ser recuperados del campo de combate sin importar su condición, Shaul Mofaz, ministro de Transporte y ex ministro de Defensa, dijo: "Si Israel no protege a sus hijos, su hijos no lo protegerán".

Arad desapareció después de expulsarse de su avión durante un bombardeo contra el Líbano en 1986. Hezbollah ha negado tener conocimiento de su paradero. Si Qantar recibe clemencia, sería visto como que Israel reconoce que el rastro de Arad ha desaparecido.

Paralelamente a las negociaciones con Hezbollah, el Gobierno de Olmert está intentando, vía Egipto, recuperar a un soldado retenido por Hamas en Gaza.

Ahora ve
No te pierdas