Mineros, grandes perdedores de paros

La industria minera ha otorgado aumentos salariales de 5.6% en los últimos 2 años dice Camimex; este incremento se ha visto opacado por los más de 200 paros ilegales registrados de 2000 a 200
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La industria minera en México ha otorgados aumentos salariales de 5.6% en promedio anual en los últimos dos años, pero los más de 200 paros ilegales registrados en el periodo 2000-2008 se han traducido en pérdidas para empresas y trabajadores.

La Cámara Minera de México (Camimex) expuso que en los últimos años los trabajadores mineros se han visto afectados en la suma de utilidades, bonos de productividad y sus salarios por los días no trabajados, los cuales dejan de percibir.

Los altos precios internacionales de las materias primas contribuyen a que las empresas mineras hayan repartido utilidades sin precedentes a sus trabajadores y aumentos sustanciales a los salarios y los bonos de productividad.

En un estudio de salarios, informa que los trabajadores mineros perciben de 4.3 a 7.1 salarios mínimos en promedio, sin incluir los conceptos de bonos de productividad y otras prestaciones que llegan a duplicar su salario.

De forma adicional, el reparto de utilidades ha alcanzado el equivalente de hasta 3.2 años de sus percepciones en efectivo.

Por ejemplo, un trabajador que percibe alrededor de siete mil pesos mensuales por bonos y utilidades, su salario puede ascender a 15,000 pesos.

Esto ha colocado a la industria minera con salarios competitivos similares a los de sectores de servicio como el turismo, destaca la Camimex.

"El entorno internacional ha permitido aumentar las inversiones y beneficiar directamente a los trabajadores en sus salarios, bonos y utilidades. La comunidad minera está consciente de que nuestra industria está determinada por los precios internacionales de los metales", dijo el director general de Camimex, Sergio Almazán.

Sin embargo, expuso, los más de 200 paros ilegales registrados de 2000 a 2008 se han traducido en pérdidas para empresas y trabajadores, pues estos últimos se han visto afectados en la suma de utilidades, bonos de productividad y sus salarios por los días no trabajados, los cuales dejan de percibir.

"Consideramos que la determinación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social respecto al Sindicato Nacional Minero es el primer paso para alcanzar la certidumbre laboral, indispensable para el desarrollo del sector", dijo Almazán.

Sostuvo que la aplicación estricta de la Ley será fundamental para restablecer la paz laboral, necesaria para el correcto funcionamiento de la industria minera en el país.

La Camimex lamenta que la industria no ha contado en los últimos años con la certidumbre y la estabilidad laboral que les permita desplegar su potencial en nuevas inversiones y ello ha repercutido en el bienestar de los trabajadores y de las comunidades.

Ahora ve
No te pierdas