Vivienda mexicana a Centroamérica

El plan es realizar 50,000 acciones de vivienda en poco tiempo y en largo plazo llegar a 500,00 el Programa para el Desarrollo de Vivienda Social busca un mercado de financiamiento.
Los desarrolladores han disminuido la colocación de deuda an  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

México "exportará" su exitoso modelo de vivienda a Centroamérica como parte del Programa para el Desarrollo de Vivienda Social en Centroamérica, anunciado este sábado por el presidente Felipe Calderón en la X Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla.

Funcionarios de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), informaron que con este programa en el corto plazo se pretende realizar 50,000 acciones de vivienda, y en el largo plazo llegar a 500,000.

Explicaron que los recursos para poner en marcha el Programa para el Desarrollo de Vivienda Social en Centroamérica provienen del Acuerdo de San José, por el cual México y Venezuela otorgan facilidades de pago por la venta de hidrocarburos a los países centroamericanos.

Señalaron en rueda de prensa que con los recursos del Acuerdo de San José, el gobierno de México canalizará hasta 33 millones de dólares para estas acciones, los cuales se pondrán a disposición del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El director general de la Conavi, Carlos Gutiérrez Ruiz, resaltó que con estas acciones se pretende contribuir al fortalecimiento del Plan Puebla-Panamá, ahora rebautizado como Proyecto Mesoamérica, ya que la vivienda puede convertirse en un apoyo para la integración regional.

Señaló que la Conavi colaborará con asistencia técnica, a través de una política de subsidios y el proceso de arquitectura institucional, a fin de que los gobiernos dirijan sus diferentes estructuras y capacidades para generar políticas de fomento a la vivienda.

Refirió que los países centroamericanos hicieron una solicitud formal para que México les "exportara" su modelo de vivienda, que ha colocado a la industria nacional como una de las más avanzadas de América Latina.

Con el apoyo de México, añadió, los países centroamericanos podrán detonar vivienda que les significará más mano de obra, arraigo y un círculo virtuoso en materia económica, así como una mayor integración de la región.

El titular de la Unidad de Asuntos Internacionales de la SHCP, Ricardo Ochoa, expuso que el gobierno de México puede contribuir al desarrollo del mercado de vivienda en la región, al poner a disposición una cantidad de recursos para elaborar los instrumentos financieros necesarios para impulsar este sector.

Además, brindarles el acceso a las experiencias de las instituciones mexicanas que han participado en los últimos 10 años en el desarrollo de vivienda en México, y complementar los recursos financieros con la asistencia técnica.

“Con ello, en el corto plazo se podrán realizar 50,000 acciones de vivienda y en el largo plazo, cuando esté todo el andamiaje financiero, regulatorio y la experiencia dentro de los países centroamericanos, estas 50,000 acciones se puedan transformar en 500,000", señaló.

El inicio del programa está centrado en la participación del BCIE, pero se pretende que después se puedan incorporar otros organismos multilaterales de financiamiento, como el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento.

La directora general adjunta de Desarrollo de la SHF, Paloma Silva, destacó que con el Programa para el Desarrollo de Vivienda Social en Centroamérica se pretende desarrollar un mercado de financiamiento de largo plazo, similar al de México.

La SHF participará en este programa con asistencia técnica para que los países centroamericanos cuenten con capacidades y productos como los desarrollados en México, entre ellos, el seguro de crédito a la vivienda, garantía financiera y créditos hipotecarios.

Además, realizará un diagnóstico en cada uno de los países de Centroamérica sobre el estado actual de su mercado financiero, para promover los cambios que permitan desarrollar un mercado de financiamiento de largo plazo, entre otras acciones.

De forma inmediata se otorgarán 40,000 microfinanciamientos por un monto aproximado de 600 dólares para adquisición, mejoras y autoconstrucción y 10,000 garantías financieras para el crédito a la construcción y seguro de crédito a la vivienda.

Todo esto con el apoyo de BCIE, que aportará los 33 millones de dólares como capital semilla, a fin de llegar al objetivo de corto plazo de tener 50,000 acciones de vivienda, para que después los propios países centroamericanos sigan su propio camino.

En el acto, los presidentes de SARE, Dionisio Sánchez, y de GEO, Luis Orvañanos, expresaron el interés de estas desarrolladoras de vivienda mexicanas por participar en este programa, ya que pueden contribuir al desarrollo de un sólido mercado en Centroamérica.

Ahora ve
No te pierdas