Plan Mérida podría tener cambios: EU

John Walters anunció que la iniciativa está sujeta a modificaciones en un lapso de dos años; dijo que desconocía cuándo se emitirá la primera partida de los 400 mdd asignados a México.
WASHINGTON (AP) -

La Iniciativa Mérida, un plan para combatir el narcotráfico en México y otros nueve países centroamericanos y caribeños, está sujeto a cambios en sus dos siguientes años de ejecución, dijo el martes el coordinador de la política antidrogas de la Casa Blanca, John Walters.

Indicó que la modificación podría incluso beneficiar a otros países, especialmente en Sudamérica donde se produce la mayor cantidad de drogas que vienen a Estados Unidos, y que en cierto momento se trataría de ''combinar esfuerzos'' con otros programas estadounidenses que tienen el mismo propósito, como el Plan Colombia.

Walters no admitió abiertamente que el gobierno del presidente George W. Bush quedó incomodado con la decisión del Congreso de ligar 60 millones de dólares (el 15% de los 400 millones) asignados a México este año a informes del Departamento de Estado sobre avances del gobierno del presidente mexicano Felipe Calderón en los derechos humanos y transparencia institucional.

Solamente hizo notar que el paquete reflejaba ''los diferentes puntos de vista'' que miembros del Congreso han tenido sobre la estructura final de los 465 millones asignados para el primer año, que además de México alcanzarán también a siete países centroamericanos (Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Belice y Panamá) y dos caribeños (República Dominicana y Haití).

''Necesitamos de una evaluación, una estructura que refleje las preocupaciones de soberanía, la realidad política de los países'', declaró.

Además del condicionamiento para la entrega de esos 60 millones, el Congreso insertó a los dos estados caribeños entre los beneficiarios, lo cual no estaba tampoco en los planes de Bush, pero Walters dijo que el gobierno acogía bien esa decisión.

''Creemos que es útil la expansión a los dos países caribeños y no la objetamos'', afirmó en un diálogo con reporteros en el Centro de la Prensa Extranjera de Washington, en la cual participó junto a los subsecretarios de estado Thomas A. Shannon, para el Hemisferio Occidental, y David T. Johnson, para narcóticos y cooperación institucional.

Johnson dijo que la Iniciativa Mérida se evaluará en diversos frentes: la forma en que se empezará a ejecutarla y en que canalizará las herramientas que permitan a los países enfrentar las amenazas a sus instituciones y pueblos, así como el consumo de las drogas en Estados Unidos.

''Yo no consideraría el número de extradiciones como indicio de que lo estamos haciendo bien'', declaró. ''Eso es parte de la calidad de las relaciones y confianza institucional que nos tenemos''.

Bush y Calderón, que anunciaron la iniciativa en octubre, propusieron 1,400 millones de dólares para los tres años. La Cámara de Representantes lo amplió a 1,600 millones, un acuerdo todavía sujeto a que el Senado lo apruebe.

Walters hizo notar que el paquete final recién aprobado era ''un esfuerzo enorme hacia adelante'' y que por tratarse de un programa multianual lo acordado para el primer año ''no es algo que será definitivo'' para los siguientes.

''Ya estamos viendo la segunda de sus tres partes'', dijo.

La decisión final de la segunda parte de la iniciativa la tendría, sin embargo, el nuevo presidente de Estados Unidos que asumirá el cargo en enero.

Walters dijo que desconocía cuándo se emitirá la primera partida para México, así como los montos que corresponderán a cada uno de los demás países de los 65 millones de dólares asignados para ellos.

Ahora ve
No te pierdas