¿Y los estadounidenses liberados?

Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell fueron también rescatados junto con Betancourt; ellos realizaban una investigación para el Pentágono cuando cayeron en manos de las FARC en el
BOGOTÁ (AP) -

Marc Gonsalves, Thomas Howes y Keith Stansell realizaban una investigación sobre narcóticos para el Pentágono cuando su avión cayó en la selva colombiana controlada por las FARC en el 2003.

Cuando los tres desaparecieron, aparentemente también se esfumaron los esfuerzos para rescatar a los estadounidenses que han permanecido más tiempo secuestrados en el mundo.

Mientras que Francia exhortaba al mundo a conmoverse por la difícil situación de la rehén francocolombiana Ingrid Betancourt, e incluso envió una misión humanitaria durante un intento de rescate fallido este año, el gobierno de Estados Unidos permanecía casi en silencio en torno a los empleados de una subsidiaria de la Northrup Grumman Corp.

Los parientes de los tres hombres presentaron quejas públicas sobre lo que parecía ser un acto de negligencia. En un momento dado incluso el presidente venezolano, Hugo Chávez, parecía realizar más que Washington para liberar a sus compatriotas secuestrados.

El padre de Gonsalves, George, dijo que a través de los años las familias se habían sentido frustradas por la falta de información sobre lo que los gobiernos de Colombia y Estados Unidos realizaban para asegurar la liberación de los hombres.

''No sabíamos qué diablos estaba pasando'', dijo a la prensa. ''Me estoy informando con ustedes (los reporteros)''.

Su destino parecía particularmente obscuro después de que en noviembre se presentaran las imágenes de ''testimonio de vida'' que los mostraron demacrados, incluso atormentados, con la selva de fondo.

Los contratistas y Betancourt se encontraban entre un grupo de ''prisioneros políticos'', según las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que éstas liberarían a cambio de cientos de guerrilleros. Pero cada intento de diálogo parecía destinado al fracaso.

Sin embargo, el ejército colombiano apoyado por Estados Unidos parecía estar cada vez más cerca. El mes pasado, el ministro de Defensa Juan Manuel Santos informó que los soldados habían detectado a tres hombres en la selvas del sur, pero que habían desaparecido en el bosque tropical antes de que las tropas pudieran intentar un rescate.

George Gonsalves estaba podando su jardín cuando un vecino le avisó que su hijo había sido liberado.

''No lo podía creer'', dijo Gonsalves. ''Es algo maravilloso, estoy tan emocionado''.

Ahora ve
No te pierdas