Polonia rechaza escudo antimisiles de EU

El país europeo declinó por insuficiente la oferta estadounidense de colocar un escudo en su te Washington le había propuesto reforzar sus defensas aéreas a cambio del despliegue del disposit
VARSOVIA (CNN) -

Polonia rechazó el viernes por insuficiente una oferta de Estados Unidos para reforzar sus defensas aéreas a cambio de establecer en su territorio un "escudo antimisiles", pero dijo que seguía abierta a profundizar sus conversaciones con Washington.

La decisión de Polonia, un incondicional aliado de Washington en la OTAN, es un revés para los planes de la administración Bush de desplegar una defensa antimisiles global contra posibles amenazas de quienes describe como "estados canallas", particularmente Irán.

"No llegamos a un resultado satisfactorio en la cuestión de incrementar el nivel de seguridad polaca", dijo en conferencia de prensa el primer ministro, Donald Tusk, tras estudiar la propuesta final de Estados Unidos.

"El objetivo de las negociaciones, en mi opinión, es mejorar la seguridad de nuestro país. Aún estamos de acuerdo en que es fundamental para nosotros mantener nuestra alineación con Estados Unidos, que ha sido, es y continuará siendo nuestro aliado estratégico", agregó.

En Washington, un portavoz de la Casa Blanca dijo que Estados Unidos continuaría sus conversaciones con Polonia.

"Las discusiones continuarán", ratificó Gordon Johndroe en un mensaje por correo electrónico.

No se hicieron públicos los detalles de la oferta estadounidense, aunque Tusk dijo que incluía una propuesta para ubicar misiles tierra-aire Patriot en suelo polaco durante un año.

En las negociaciones, que llevan meses, el Gobierno de centroderecha de Tusk busca una inversión estadounidense de miles de millones de dólares para mejorar las defensas aéreas polacas, a cambio de albergar 10 interceptores de misiles.

"Estamos listos para aceptar ofertas o correcciones del lado estadounidense que incluyan nuestra propuesta de incrementar (nuestra) seguridad. Podemos hacer esto en un día, en una semana, en un mes", formuló Tusk.

La República Checa ha aceptado albergar un radar de rastreo dentro del proyecto. Su Parlamento aún debe ratificar el acuerdo.

Rusia condenó el plan de defensa antimisiles como una amenaza a su propia seguridad; y ha dicho que apuntará armamento contra Polonia y la República Checa, sus estados satélites de la era comunista, si se sigue adelante con el despliegue.

"Si la amenaza relativa al escudo de hecho se incrementa, entonces necesitamos elementos como Patriots en territorio polaco, y no sólo por un año", enunció Tusk y agregó que el problema no es una cuestión de dinero.

Ahora ve
No te pierdas