EU y Japón lucharán contra petroprecios

Los presidentes Bush y Fukuda acordaron tomar medidas para combatir los precios del crudo; los mandatarios también trabajarán para combatir la crisis alimentaria y estabilizar la economí
TOKIO (Notimex) -

El primer ministro japonés Yasuo Fukuda y el presidente estadunidense George W. Bush acordaron hoy emprender "acciones inmediatas" contra el aumento de los precios del petróleo y los alimentos para estabilizar la economía mundial.

En una reunión previa a la cumbre del Grupo de los Ocho (G-8) que se inicia el lunes en Hokkaido, Japón, ambos líderes intercambiaron puntos de vista sobre algunos de los temas políticos y económicos más acuciantes que enfrentan sus países y la comunidad internacional, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Sin embargo, en una conferencia de prensa conjunta después de su encuentro bilateral, Bush y Fukuda se abstuvieron de entrar en detalles acerca de cómo los dos principales consumidores de energía del mundo se proponen enfrentar los riesgos planteados por el aumento de precios de petróleo y alimentos.

Por otro lado, los dos líderes acordaron aumentar su cooperación para hacer frente a desafíos críticos de salud y seguridad alimentaria en Africa, incluyendo el envío de trabajadores de salud, indicó Kyodo.

Fukuda y Bush también acordaron, en su reunión realizada en el centro vacacional de Lago Toya, en Hokkaido, trabajar conjuntamente por alcanzar la meta de duplicar la producción de productos básicos, incluyendo arroz, en el África subsahariana mediante la aportación de insumos como fertilizantes y semillas.

Se espera que los compromisos asumidos por los líderes de las dos mayores economías del mundo ayuden a crear ímpetu para la cumbre del G-8 que comienza el lunes, donde el tema del desarrollo en África figura en la agenda.

"Cuando la gente dice que se compromete a hacer un esfuerzo por alimentar al hambriento, nosotros debemos honrar ese esfuerzo", dijo Bush en la conferencia de prensa.

Respecto a su compromiso de cooperación en cuanto a los desafíos de salud, los líderes acordaron "intensificar la capacitación a los trabajadores de salud en países en desarrollo en África como una alta prioridad para los próximos cinco años".

Bush y Fukuda también reiteraron su compromiso de aumentar sus esfuerzos por reducir las muertes por malaria, erradicar la poliomielitis, y reducir la incidencia de enfermedades tropicales.

Ambos líderes asistirán a la cumbre de tres días del G-8 con sus contrapartes del Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, y Rusia.

 

Ahora ve
No te pierdas