Lucha contra cambio climático aísla a EU

Las diferencias sobre el tema del calentamiento global enfrentan a la potencia con el resto del la Comisión Europea pidió al grupo iniciar medidas contra el CO2, algo a lo que esa nación se o
RUSUTSU, Japón (AP) -

Las diferencias sobre el cambio climático entre el Grupo de los Ocho países más industrializados (G-8) se agudizaron el lunes, luego que el jefe de la Comisión Europea hizo una convocatoria que dejó al presidente estadounidense George W. Bush en una postura aún más aislada.

Jose Manuel Barroso instó a los líderes de las naciones más ricas a dar los primeros pasos para reducir los gases de invernadero, durante el comienzo de la cumbre del G-8.

El cambio climático se avizoraba como uno de los temas más controversiales en la cumbre de este año y sería un objeto de debate el miércoles, cuando a los líderes del G-8 se les unan el presidente chino Hu Jintao y el primer ministro indio Manmohan Singh.

China e India señalan que los países más contaminantes en el mundo desarrollado deben ser la guía en la lucha contra el calentamiento global. Pero Bush señala que las naciones en desarrollo deben tomar medidas iguales para hacer que cualquier acuerdo funcione, y ha mostrado poco interés en fijar metas sin esos países.

Esa postura fue criticada el lunes.

Barroso dijo que las naciones del G-8 deben llegar a sus propios acuerdos sobre las medidas de combate al cambio climático, en vez de adoptar la postura de: ''No haré nada a menos que ustedes lo hagan primero''.

El jefe de la CE dijo que esa postura no hace sino desencadenar un ''círculo vicioso''.

''Si estamos de acuerdo, tenemos una mejor posición para discutir con nuestros socios chinos e indios y con otros países'', dijo Barroso.

Debido a sus grandes poblaciones y a sus economías de crecimiento acelerado, China e India son de los países que más emiten gases de invernadero, a los que se atribuye el calentamiento global.

China ha señalado que está lista para discutir el establecimiento de metas de mediano y largo plazo para reducir las emisiones de gases invernadero, y está abierta a negociar esos objetivos.

Pero Beijing no ha cambiado sus argumentos, según los cuales, la responsabilidad principal recae en las naciones desarrolladas. India ha prometido mantener sus emisiones por debajo de las que generan los países desarrollado, pero también quiere que esas naciones den el ejemplo.

Japón, el anfitrión de la cumbre de este año, ha destacado como tema principal del encuentro el cambio climático, y está apoyando a su aliado estadounidense en la búsqueda de conversaciones internacionales más amplias.

''Debería haber una percepción compartida de crisis sobre el cambio climático y, con base en eso, los líderes del G-8 acordarían la necesidad de una participación total de las principales economías'', dijo Kazuo Kodama, portavoz de la cancillería japonesa.

El G-8, formado por Estados Unidos, Rusia, Francia, Italia, Alemania, Canadá, Gran Bretaña y Japón, representa alrededor de 40% de las emisiones globales de dióxido de carbono en la actualidad, de acuerdo con la organización ambientalista Greenpeace.

Ahora ve
No te pierdas