CDHDF culpa a GDF por caso New's Divine

El ombudsman capitalino responsabilizó de las muertes en la discoteca al gobierno y policía loc la CDHDF presentó un informe en el que denuncia violaciones a los derechos humanos de los jóven
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El ombudsman capitalino, Emilio Álvarez Icaza, responsabilizó de los hechos ocurridos en la discoteca New’s Divine a la Procuraduría local, a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal y a las autoridades delegacionales en Gustavo A. Madero.

Al presentar la primera parte del informe especial sobre las violaciones a derechos humanos en el operativo ocurrido el pasado 20 de junio en ese inmueble, señaló que la SSPDF ocultó información y obstaculizó deliberadamente la investigación de este organismo público y autónomo.

En ese sentido, aseguró que en el video y las fotografías que entregó la SSPDF hubo información incompleta, ya que estas evidencias fueron sometidas a un análisis técnico de expertos, quienes en su mayoría coinciden en que el video fue editado.

Álvarez Icaza confirmó que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos en el marco del operativo en la discoteca New’s Divine, y exigió un cambio en la política hacia los jóvenes en la ciudad evitando que se les criminalice.

El presidente de la Comisión advirtió una criminalización de los jóvenes, en particular de los más pobres, y apuntó que en el marco del operativo en la discoteca las mujeres llevaron, otra vez, la peor parte.

"Los acontecimientos muestran también, de manera descarnada, criterios discriminatorios en la actuación de la autoridad, que afectan gravemente el ejercicio de los derechos de las personas en situación de riesgo, pobreza y/o marginación", dijo.

Expuso además que la CDHDF no tiene facultades para sancionar o destituir a servidor público alguno, pero "tiene la plena convicción que se cometieron graves violaciones a los derechos humanos de carácter individual, colectivo y estructural".

Investigan torturas en León

El defensor de los derechos humanos de México anunció el martes que investigará si se está usando en todo el país la tortura en entrenamientos para policías, tras un reciente caso en el central estado de Guanajuato.

A finales de junio fueron difundidas imágenes de un curso para 26 integrantes de un cuerpo de policía especial de la ciudad de León, donde un instructor que habla en inglés pide a un efectivo revolcarse en lo que parece ser su propio vómito.

En otro video se ve cómo dos agentes meten la cabeza de otro en un hoyo que supuestamente está lleno de excremento y después le ponen en la nariz una botella con agua gasificada para que sienta que se está ahogando.

La capacitación fue, según autoridades locales, para que los agentes aprendieran a enfrentarse a situaciones difíciles y manejar el estrés. Aclararon que no era para torturar, pero recibió una amplia condena y fue suspendida.

"Se abrió una investigación para corroborar en todo caso hasta dónde están llegando estas capacitaciones, en qué otras entidades se está dando esto con el objetivo de poder contener que subsista la tortura", dijo el primer visitador general de la autónoma Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, a la radio Formato 21.

Organismos de derechos humanos denuncian que México, donde la policía tiene fama de cometer abusos a los derechos humanos, ha firmado tratados internacionales contra la tortura, pero no los cumple en su territorio.

Desde la semana pasada, visitadores de la comisión están recabando evidencias y evaluando los entrenamientos a los policías de León a fin de emitir eventualmente recomendaciones a las autoridades locales, dijo Plascencia.

Ahora ve
No te pierdas